Francisco confiesa este viernes en la Basílica de San Pedro en la 'fiesta del perdón'

El 28 y 29 de marzo iglesias de todo el mundo permanecerán abiertas 24 horas para confesiones y adoración eucarística

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 842 hits



El Vaticano ha convocado a la Iglesia universal a celebrar una jornada - del 28 al 29 de marzo- dedicada al sacramento de la reconciliación. "24 horas para el Señor" es la propuesta lanzada por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización y enviada a las diócesis del mundo. Son muchas las parroquias en todo el mundo que en estos días han confirmado su adhesión a la iniciativa vaticana.

El papa Francisco indicó que podríamos llamarla "la fiesta del perdón" porque "el perdón que nos da el Señor hay que festejarlo, como lo hizo el padre de la parábola del hijo pródigo, que cuando el hijo volvió al hogar el padre hizo fiesta, olvidándose de todos sus pecados. Será la fiesta del perdón”.

La idea es que, a partir de las 17 horas del 28 de marzo, durante 24 horas, al menos una iglesia en cada diócesis permanezca abierta para permitir a todos los que quieran, acercarse a la confesión y a la adoración eucarística.

El Santo Padre al explicar el sacramento de la reconciliación en la homilía de Santa Marta del 29 de abril de 2013, recordó que  el confesionario no es ni una "lavandería" que elimina las manchas de los pecados, ni una "sesión de tortura", donde se infligen golpes. La confesión es, más bien, un encuentro con Jesús donde se toca de cerca su ternura. Pero hay que acercarse al sacramento sin trucos o verdades a medias, con mansedumbre y con alegría, confiados y armados con aquella "bendita vergüenza", la "virtud del humilde" que nos hace reconocernos como pecadores.

Monseñor Fisichella, presidente del dicasterio, al presentar la iniciativa explicó: "La Nueva Evangelización tiene entre sus tareas, que se vuelve cada vez más central, incentivar a frecuentar el sacramento de la reconciliación. Por esta razón, propone vivir la experiencia de evangelización a la luz de la confesión".

Los fieles en Roma podrán vivir esta jornada acompañados por el Santo Padre. El viernes 28 de marzo a las 17.00 horas, Francisco presidirá la solemne liturgia penitencial en la Basílica de San Pedro, durante la cual él mismo confesará a algunas personas.

Y mientras tanto, en la Ciudad Eterna, las iglesias de Santa María en Trastevere, Santa Inés y la de los Santísimos Estigmas estarán abiertas hasta altas horas de la noche para la adoración eucarística y para celebrar el sacramento de la reconciliación. Asimismo, el sábado 29 de marzo desde las 10.00 y hasta las 16.00, la Iglesia de Santa Inés estará abierta para la adoración eucarística y para las confesiones.

Son tres iglesias que se encuentran en las zonas más frecuentadas por los jóvenes por la noches. Así, en estos tres puntos de la ciudad habrá algunos jóvenes pertenecientes a distintas realidades invitando a otros jóvenes a entrar en la iglesia. Finalmente, a las 17.00 tendrá lugar la celebración conclusiva de acción de gracias con las vísperas del IV domingo de cuaresma presididas por monseñor Rino Fisichella, en la iglesia del Santo Espíritu en Sassia.