Francisco: que el factor económico no prevalezca sobre el deportivo

El Santo Padre recibe a los equipos de fútbol de la Fiorentina y el Nápoles en la vigilia de la final de la Copa de Italia

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1437 hits

El fútbol es un hecho social, y requiere una responsabilidad social, por parte de los jugadores, en el campo y fuera del campo, y por parte de los directivos. Así se ha expresado el papa Francisco, en la vigilia de la final de la Copa de Italia en la audiencia de esta mañana con los equipos de fútbol de la Fiorentina y del Nápoles y las delegaciones de la Federación de Fútbol y de la Liga Serie A. El encuentro ha tenido lugar en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico un día antes de que ambos equipos se enfrenten en la final. 

El Santo Padre ha iniciado su discurso dando las gracias a los presentes por la visita. Y así, Francisco ha recordado los buenos recuerdos que tiene de cuando era niño e iba al estadio. El Pontífice argentino, aficionado al fútbol y socio del equipo bonaverense San Lorenzo de Almagro, ha mencionado los "momentos alegres, de domingo, junto con sus familiares". Por ello, el Papa ha manifestado su deseo de que el fútbol y cualquier otro deporte popular "recupere la dimensión de la fiesta".

"Hoy también el fútbol se mueve en un gran negocio, por la publicidad, las televisiones, etc. Pero el factor económico no debe prevalecer sobre el deportivo, porque se arriesga contaminar todo, tanto a nivel internacional y nacional como a nivel local. Y por tanto desde lo alto es necesario reaccionar positivamente, restituyendo dignidad deportiva a los eventos", ha exhortado el Santo Padre.

Francisco ha indicado a los futbolistas la gran responsabilidad que tienen. "Estáis en el centro de atención, y muchos de vuestros admiradores son jóvenes y muy jóvenes; tened eso en cuenta, pensad que vuestro modo de comportaros tienen una resonancia, para bien y para mal. ¡Sed siempre verdaderos deportistas!", ha subrayado el Pontífice.

Para concluir, el Papa ha explicado que el deporte contiene en sí un fuerte valor educativo, por el crecimiento de la persona: "crecimiento personal, en la armonía de cuerpo y de espíritu; y crecimiento social, en la solidaridad, en la lealtad, en el respeto". Francisco ha invitado a que el fútbol desarrolle siempre esta potencialidad. Finalmente ha deseado que mañana por la tarde sea "una bonita fiesta deportiva".