Francisco recibió al número uno de la ONU

Se abordaron cuestiones de interés recíproco, conflicto y emergencias humanitarias. Corea del Norte reiteró amenazas

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 841 hits

El santo padre recibiÓ ayer en el Vaticano al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, el surcoreano Ban- Ki-Moon, durante unos 20 minutos. El encuentro se realizó el mismo día que Corea del Norte lanzó una nueva amenaza de guerra termonuclear a Seúl y a Estados Unidos e invitó a los extranjeros que se encuentran en territorio surcoreano a dejar el país ante el conflicto iniminente según su amenaza.

Ban Ki-moon dijo a Francisco que “el conflicto entre Corea del Norte y del Sur amenaza con descontrolarse", como indicó después el secretario general de la ONU a la prensa en las que añadió: "La dimensión que alcanzaron las tensiones es muy peligrosa. Un pequeño incidente desencadenado por un error de cálculo podría desembocar en una situación fuera de control".

La Santa Sede quiso encuadrar el tema de la audiencia, que coincidió con el viaje del número uno de Naciones Unidas por varios países de Europa, en un marco más amplio que el de la crisis coreana: “La audiencia entra en la habitual audiencia que los pontífices conceden a los diversos secretarios generales de la ONU y expresa la estima de la Santa Sede por el papel clave de Naciones Unidas en la defensa de la paz en el mundo, en la promoción del bien común de la humanidad, y en la tutela de los derechos fundamentales del ser humano”.

La Oficina de Prensa del Vaticano añadió que el coloquio "se caracterizó por la cordialidad”, y durante el mismo “se abordaron cuestiones de interés recíproco. En particular se habló de las situaciones de conflicto y de grave emergencia humanitaria, sobre todo en Siria, y de otras, como las de la península coreana y del continente africano, donde la paz y la estabilidad se ven amenazadas”.

La Santa Sede indicó que también “se abordaron los problemas de la trata de personas, especialmente de las mujeres y de los refugiados y emigrantes”.

El secretario general de la ONU, que inició hace poco su segundo mandato, le presentó al papa en esta visita, su programa para el próximo quinquenio, "centrado, entre otras cosas en la prevención de los conflictos, la solidaridad internacional y el desarrollo económico equitativo y sostenible", indicó el Vaticano.

El papa Francisco recordó también al secretario general de las Naciones Unidas, la aportación de la Iglesia católica, a partir de su identidad y de los medios que le son propios, "en favor de la dignidad humana integral y de la promoción de una “cultura del encuentro” que concurra a los fines institucionales más elevados de la ONU”.

Ban Ki-moon después de despedirse del santo padre se reunió con el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, a quien acompañaba monseñor Antoine Camilleri, subsecretario para las Relaciones con los Estados. Y mañana jueves el número uno de las Naciones Unidas ya estará en Estados Unidos, en donde se reunirá con el presidente Barack Obama y el tema central será el de Corea.