Francisco recibirá en audiencia al presidente ruso Vladimir Putin

El encuentro está en agenda para el 25 de noviembre. En el 2007 lo recibió Benedicto XVI y Juan Pablo II en dos ocasiones. Rusia y el Vaticano tienen plenas relaciones diplomáticas desde el 2009

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 607 hits

El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin y el santo padre Francisco se reunirán el lunes 25 de noviembre, en torno a las 5 de la tarde. Lo ha confirmado esta mañana el padre Federico Lombardi, director de la sala de prensa de la Santa Sede.

El presidente ruso, que se encuentra en su tercer mandato (2000-2004, 2004-2008, 2012-), ya fue recibido en el Vaticano por Benedicto XVI el 13 de marzo de 2007. En aquella ocasión, los temas tratados de común interés fueron las relaciones entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa y se analizaron las cuestiones internacionales de actualidad en el momento, en particular la de Oriente Medio. También se prestó atención a los problemas del extremismo y la intolerancia, "que constituyen graves amenazas en la convivencia civil entre las naciones, subrayando la necesidad de preservar la paz y de favorecer una resolución negociada y pacífica de los conflictos". Además, Putin fue recibido dos veces por el beato Juan Pablo II, en 2000 y 2003.

La Santa Sede y Rusia decidieron "establecer plenas relaciones diplomáticas" en diciembre de 2009. Este acuerdo se produjo tras el encuentro mantenido por el papa Benedicto XVI con el presidente ruso, Dimitri Medvedev. La Unión Soviética y el Vaticano establecieron relaciones diplomáticas en marzo de 1990, un año antes de la desintegración de la URSS y poco después de la visita de Mijail Gorbachov al Vaticano. En enero de 1992 la Santa Sede reconoció a Rusia como sucesora jurídica del país comunista y se establecieron relaciones a nivel de representaciones permanentes.

Este año, Vladimir Putin ha sido elegido el hombre más poderoso e influyente del mundo por la prestigiosa revista Forbes. Y es que según la publicación, su rol en la crisis diplomática y política por el uso de armas químicas en Siria y frenar un ataque occidental en este país, fue decisivo para escogerlo como el hombre más poderoso del mundo. Rusia se ha convertido en la cuarta economía de Europa y la novena en el ámbito mundial, con un producto interior bruto de 2 billones de dólares.

A principios de septiembre, el papa Francisco escribió al mandatario ruso con motivo de la cumbre del G20 de San Petersburgo. En esa ocasión, el papa renovó su llamamiento a las grandes potencias para que  ayuden a encontrar vías para superar las diferentes contraposiciones y abandonen la vana pretensión de una solución militar. El santo padre invitaba a "un nuevo compromiso para perseguir, con valentía y determinación, una solución pacífica través del diálogo y la negociación entre las partes interesadas con el apoyo unánime de la comunidad internacional. Por otra parte, es un deber moral de todos los gobiernos del mundo alentar toda iniciativa para promover la asistencia humanitaria a las personas que sufren a causa del conflicto dentro y fuera del país", afirmaba en la misiva el santo padre.

Según un informe de Ayuda a la Iglesia Necesitada del 17 de octubre de 2012, se constata un progreso en cuanto a la libertad religiosa en la Federación Rusa. En la Federación Rusa, es cristiana el 81,3% de la población, de ellos son católicos el0,6% , ortodoxos el 79,1% y protestantes el 1,6%; musulmanes, el 10,4%; agnósticos-ateos, el 7,1% y otros 1,2%.

El 27 de enero de 2011, el patriarca ortodoxo de Moscú, Kiril, manifestó su aprecio por la labor del anterior nuncio papal en Rusia, el arzobispo Antonio Mennini, y por su colaboración para conseguir unas mejores relaciones entre la Iglesia ortodoxa rusa y la Santa Sede. Por su parte, monseñor Mennini agradeció al patriarca Kiril su apoyo en la tarea que ha desarrollado a lo largo de estos años: «Estoy muy contento de trabajar por el bienestar de nuestras Iglesias, pero esto habría sido mucho más difícil sin su ayuda, su actitud cordial y su caridad cristiana», afirmó.

El 13 de marzo de 2011, el metropolita ortodoxo ruso Hilarion Alfeyev, presidente del Departamento para las Relaciones Eclesiásticas Externas del Patriarcado de Moscú, subrayó la necesidad de una alianza entre católicos y protestantes para defender los valores cristianos comunes.

El 18 de marzo de 2011, durante su primera visita oficial a Rusia, el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, se reunió con el patriarca Kiril de Moscú y de Toda Rusia. Un comunicado del Patriarcado de Moscú afirma que la reunión, que se celebró en la residencia del patriarca, se centró en los «principios de cooperación» entre las dos Iglesias. La declaración añadía que «a pesar de las diferencias teológicas, las dos Iglesias pueden cercarse en una cooperación más estrecha en aquellos ámbitos en los que sus posturas coinciden, es decir, en la defensa de los valores cristianos tradicionales en Europa, la defensa de la posición cristiana en el terreno socio-económico, en la ética de la investigación científica y en la bioética».

(Para leer más sobre este informe: http://www.zenit.org/es/articles/excelentes-relaciones-catolico-ortodoxas-en-la-federacion-rusa)