Fundador de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica cumple 90 años

Homenaje del mundo académico y eclesiástico a monseñor Severo Aparicio

| 904 hits

LIMA, domingo 4 marzo 2012 (ZENIT.org).- Próximo a contar los 90 años, monseñor Severo Aparicio Quispe, obispo auxiliar emérito del Cuzco y fundador de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, recibió semanas atrás un emotivo homenaje por parte de sus hermanos mercedarios del mundo académico y eclesiástico del Perú, en el antiguo convento de la Merced de Lima.

El encargado del discurso central fue el padre Juan Marcial, mercedario, quien destacó la trayectoria y la trascendencia histórica de los padres mercedarios, tanto en el virreinato del Perú como en el momento de la Independencia y la República. Luego el padre Armando Nieto, SJ, presidente, como José Antonio Benito, secretario, y el provincial mercedario del Perú, padre Iván Gálvez, tuvieron palabras de afecto y reconocimiento hacia tan querido maestro y formador de generaciones, quien estuvo presente con profundos signos de emoción.

El acontecimiento fue propicio para la presentación del número 13 de la Revista Peruana de Historia Eclesiástica dedicada a Monseñor Aparicio. De las 275 páginas, se le dedican varios artículos como la introducción “Presentación-entrevista-bibliografía” de José Antonio Benito. El artículo titulado “La genealogía episcopal de Monseñor Severo Aparicio Quispe, O. de M., obispo titular de Vegesela en Numidia y auxiliar de Cusco”, del chileno Carlos Salinas Araneda, “Fray Melchor de Talamantes, ideólogo de la independencia mexicana y autor del primer proyecto constitucional para la América septentrional”, del mexicano Juan Pablo Pampillo Baliño; “Últimos años de un convento mercedario en el obispado de Arequipa en el siglo XIX” del arequipeño Álvaro Espinoza de la Borda, entre otros. 

Una trayectoria plena de historia

Monseñor Severo Aparicio Quispe nació el 8 de octubre de 1923 en el distrito de San Pedro, departamento del Cuzco. Cursó los estudios de primaria y secundaria en su pueblo natal, Sicuani y Cuzco. Ingresado a la orden mercedaria, estudió teología y pedagogía en la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde obtuvo los títulos de licenciado en Teología y profesor de secundaria en Lengua y Literatura. Fue ordenado sacerdote el 23 de septiembre de 1951 y consagrado obispo el 4 de marzo de 1979. Se graduó como doctor en Historia de la Iglesia en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Fue profesor del colegio San Pedro Nolasco de Santiago de Chile, becario de la OEA en la Biblioteca del Congreso de Washington, DC, comendador de la Merced del Cuzco, profesor de latín en la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cuzco, asistente general de la Orden de la Merced en Roma, profesor de Historia de la Iglesia en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. En 1977-78 fue Secretario Adjunto de la Conferencia Episcopal Peruana y en 1978 fue nombrado obispo auxiliar del Cuzco por Juan Pablo II. En 1986 fundó el Instituto Peruano de Historia Eclesiástica, que en 1996 fue elevado a Academia Peruana de Historia Eclesiástica; asimismo es el fundador y director de la Revista de este organismo.

Recibió la medalla de Santo Toribio de Mogrovejo de la Conferencia Episcopal Peruana. Miembro correspondiente de la Academia Nacional de la Historia, ha recibido la Medalla de oro de la ciudad del Cuzco. Miembro del Instituto Americano de Arte de la Ciudad Imperial, es consultor de la Pontificia Comisión para los bienes culturales de la Iglesia. En diciembre del 2009 recibió el doctorado honoris causa por la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cuzco.

A 25 años de su fundación, la Revista Peruana de Historia Eclesiástica se ha convertido en un referente obligado de la historia de la Iglesia en el Perú.