Ginebra 2: Siria, en concreto sigue la guerra

No se logró ningún acuerdo entre el gobierno y la oposición, ni fijar la fecha para un nuevo encuentro

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 703 hits

Concluyó ayer viernes sin resultados positivos, Ginebra 2, la segunda ronda de negociaciones convocada por la comunidad internacional y destinada a obtener un alto el fuego que permita una transición y elecciones democráticas para elegir a un nuevo gobierno. Además, el negociador de la ONU ante Siria, Lakhdar Brahimi, precisó que "las delegaciones de Damasco y de la oposición no han ha fijado ninguna fecha para un nuevo encuentro", lo que significa que a volver a hablar serán las armas.

Gracias a las presiones internacionales se ha logrado reunir al gobierno y la oposición de Siria en una mesa de negociaciones, aunque los invitados han demostrado poco interés en encontrar una salida pacífica, si para obtenerla deben renunciar a algo.

Apenas acabada la ronda de negociaciones, en el pueblo sirio de Al Yaduda, en la provincia meridional de Derá, explotó un auto-bomba durante la oración islámica en la mezquita, dejando un saldo provisorio de 48 muertos, entre los cuales tres niños, y 150 heridos, cifra que va a incrementar la de 140 mil personas que perdieron su vida en los tres años que lleva el conflicto.

Por su parte el vocero de oposición siria, Louay Safi, afirmó que su delegación no volverá a Ginebra para negociar, si antes no tiene garantías de que se discutirá sobre un gobierno de transición. Añadió que Damasco no quiso aceptar la agenda propuesta por el mediador internacional Lajdar Brahimi y quiso "hablar solamente de terrorismo". Según el vocero opositor, "el régimen de Assad sigue una estrategia para hacer perder el tiempo y estancar las conversaciones".

Siempre ayer, la responsable de la oficina de la ONU para coordinar las intervenciones humanitarias, Valerie Amos, ha solicitado al Consejo de Seguridad que apruebe una resolución que al gobierno de Bashar Al Assad, le obligue a permitir la llegada de más ayuda humanitaria a Siria.

Por su parte desde Damasco el viceministro de Exteriores sirio, Faysal Miqdad, indicó como "fuera de lugar" la petición de Amos, porque no toma en cuenta, dijo, “que en Siria hay terrorismo y organizaciones terroristas que obstaculizan la circulación de los productos y la asistencia humanitaria en tantas zonas del país”.

Desde Moscú en cambio, indicaron que rechazarían en la ONU una resolución como la propuesta por Amos porque “abriría las rutas a operaciones militares contra el gobierno de Damasco”. Rusia, que sufre en su territorio la existencia de movimientos y guerrilla separatista islámica, apoya a Assad, que además le permite tener un punto de ingreso en el Mediterráneo.

Y mientras Washington se plantea cómo ejercer presiones sobre el gobierno de Assad, el presidente Obama ha encontrado ayer en California al rey de Jordania, Abdullah II bin Hussein, y ha admitido que no hay una solución a breve plazo para la crisis en Siria. En el encuentro el presidente de EEUU insistió sobre la necesidad de que Jordania dé ayuda humanitaria a los refugiados y que para ello contará con el apoyo de Washington.

El director de la revista "Oriente Moderno", indicó a la Radio Vaticano en una entrevista: “Me parece que tanto el régimen de Assad, como la oposición, en realidad no quieran llegar a una solución”. Y añadió que se sabe que tanto Washington como París hubieran preferido la intervención militar aunque el final del mandato del presidente Obama, aleja la posibilidad de esta intervención.