Gregorio III: 'Permanecemos Siria aun a costa del martirio'

El patriarca Melquita afirma que en Maalula algunos hombres fueron asesinados por negarse a renunciar a su fe

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 600 hits

“Estamos decididos a permanecer en esta tierra bendita, aun a costa del martirio y el martirio de sangre. Ya ha sucedido a algunos de nuestros miembros, como los tres hombres de Maalula, Michael Taalab, Antonios Taalab y Sarkis Zakhem. Ellos son verdaderos mártires asesinados por negarse a renunciar a su fe”, ha afirmado Gregorio III Laham, patriarca Melquita de Antioquía y Todo el Oriente, con sede en Damasco.

En un comunicado difundido hoy por la agencia Fides, el patriarca ha expresado su profunda preocupación acerca de la nueva invasión de la aldea cristiana de Maalula por grupos islamistas armados, que están aterrorizando a la población y han tomado como rehenes 12 religiosas ortodoxas del monasterio de Santa Tecla.

Por otra parte, Gregorio III ha recordado con alegría la reciente reunión de la Iglesia melquita con el papa Francisco: “Hemos invocado junto con el santo padre, la llama de la esperanza, para que no se extinga en nuestros corazones. Ayudados y sostenidos por las oraciones del Papa y sus iniciativas proféticas, audaces y evangélicas, queremos permanecer en esta tierra bendita, Siria, la cuna del cristianismo”.

Asimismo, el Patriarca ha pedido al Papa que “ayude a los cristianos sirios a permanecer en Oriente Medio” y ha lanzado un llamamiento: “Nosotros, cristianos y musulmanes, podemos y queremos estar juntos, para dar testimonio del Evangelio y construir un mundo nuevo y un futuro mejor para nuestros jóvenes”. 

Gregorio III ha informado que en Siria hay 9 millones de personas desplazadas. Más de 1,2 millones de sirios han huido al Líbano, entre ellos unos 42 mil cristianos. En general son 450.000 cristianos los que han emigrado al extranjero. Según los datos aportados por el patriarca, entre los cristianos sirios hay unos 1.200 muertos, entre ellos civiles, soldados, sacerdotes y religiosas. Las iglesias dañadas son por lo menos 60.

(RED/IV)