Grupos de anglicanos entrarán en la Iglesia católica la próxima Pascua

Los obispos de Inglaterra y Gales informan sobre la constitución del Ordinariato

| 3217 hits

LONDRES, viernes 19 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- El Ordinariato previsto en la Anglicanorum Coetibus para los fieles anglicanos que desean unirse a la Iglesia católica se creará en enero, de forma que para la Pascua, estos grupos puedan hacer efectiva su unión con Roma.

Así lo anunció hoy la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, al término de su Asamblea Plenaria, a través de un comunicado en el que se informa de cómo se llevará a cabo la implementación de la Anglicanorum Coetibus.

Esta “hoja de ruta” prevé varias etapas progresivas, que comenzarían a primeros de enero y concluirían en Pentecostés del próximo año, con la admisión al sacerdocio de los ministros anglicanos.

Este proceso se llevará a cabo conjuntamente entre los obispos de Inglaterra y Gales, en colaboración con la Congregación para la Doctrina de la Fe, que será la que establezca la idoneidad de los candidatos al sacerdocio entre los ministros anglicanos que lo soliciten.

Los prelados ingleses buscan, con estas disposiciones, “responder con generosidad y ofreciendo una cálida bienvenida a aquellos que buscan la plena comunión eclesial con la Iglesia Católica en el Ordinariato”.

“Los obispos saben que el clero y los fieles que están en ese camino de fe traerán sus tesoros espirituales, que enriquecerán aún más la vida espiritual de la Iglesia católica en Inglaterra y Gales”, y harán “todo lo posible para que se establezca una colaboración estrecha y eficaz con el Ordinariato tanto a nivel diocesano como parroquial”.

Renuncias

El proceso formal, en realidad, se inició el pasado 8 de noviembre, tal y como informó ZENIT (ver servicio del 8 de noviembre de 2010), cuando cinco obispos anglicanos, Andrew Burnham, obispo de Ebbsfleet, Keith Newton, obispo de Richborough, y John Broadhurst, obispo de Fulham, junto con los obispos jubilados Edwin Barnes, antiguo pastor anglicano de Richborough, y el obispo auxiliar retirado David Silk de Exeter, anunciaban su renuncia al ministerio y su deseo de entrar en la Iglesia católica.

Precisamente es con ellos con los que empezará el proceso, como anuncia el comunicado de hoy: “Cinco obispos anglicanos que actualmente pretenden entrar en el Ordinariato ya han anunciado su decisión de renunciar al ministerio pastoral en la Iglesia de Inglaterra, con efecto a partir del 31 de diciembre de 2010”.

Tras entrar en plena comunión con la Iglesia católica a principios de enero de 2011, se constituirá el Ordinariato y se anunciará el nombre del nuevo Ordinario, que podría ser uno de esos prelados.

Después, los ex obispos que no están jubilados y cuyas peticiones aceptadas por la Congregación para la Doctrina de la Fe, serán ordenados para el diaconado y el sacerdocio católicos, convirtiéndose así en los primeros ministros del Ordinariato.

Estos ministros ayudarán al segundo paso del proceso, que será la admisión de los grupos de anglicanos junto con sus pastores, para “ayudar en la preparación y recepción de los antiguos clérigos anglicanos y sus fieles en la comunión plena con la Iglesia católica durante la Semana Santa”.

Los obispos jubilados también podrán prepararse para el sacerdocio, y ayudar en esta tarea, si lo desean y la Congregación no encuentra obstáculos.

Pascua especial

Para la Iglesia católica en Inglaterra en su conjunto, y para los fieles anglicanos que desean adherirse a ella, esta Pascua será “muy especial”, como ya se rumoreaba en la Asamblea Nacional de Forward in Faith el pasado 15 de octubre (ver ZENIT 8 de noviembre de 2010).

Los clérigos anglicanos y sus grupos de fieles empezarán, antes del inicio de la Cuaresma, “un período de intensa formación para su ordenación como sacerdotes católicos”.

“Al comienzo de la Cuaresma, los grupos de fieles, junto con sus pastores, serán inscritos como candidatos para el Ordinariato”, explica el comunicado.

Luego, probablemente en Semana Santa, estos fieles serán recibidos en la Iglesia católica y confirmados, aunque su formación proseguirá después, hasta Pentecostés.

“Hasta entonces, estas comunidades serán atendidos sacramentalmente por el clero local, organizado por el Obispo diocesano y el Ordinario”. En Pentecostés, “los ex sacerdotes anglicanos cuyas peticiones para la ordenación hayan sido aceptadas por la Congregación serán ordenados al sacerdocio católico”.

La formación en la teología católica y la práctica pastoral continuará por una cantidad adecuada de tiempo después de la ordenación, afirma el comunicado.

Buenas relaciones

Significativamente, los obispos esperaron a hacer público el comunicado a que se produjese la visita del actual Primado de la Comunión Anglicana, Rowan Williams, al Papa Benedicto XVI, la cual tuvo lugar ayer en el Vaticano, tal y como ZENIT informó (ver servicio del 18 de noviembre de 2010).

Tras ser recibido en audiencia privada el Primado afirmó a la prensa vaticana su visión positiva de los ordinariatos, asegurando que no lo ve como “un acto agresivo orientado a desestabilizar las relaciones de las Iglesias”.

“La Iglesia católica dice de este modo que hay maneras de ser cristiano en la Iglesia de Occidente que no quedan restringidas por identidad histórica católico-romana. Es algo de lo que podemos hablar", afirmaba Williams.

Respecto al futuro en la relación con el Ordinariato, reconocía, "el desafío vendrá al compartir el uso de las iglesias", reconoce, "en los consejos que debemos dar como anglicanos", y además "desde luego habrá algunas parroquias sin sacerdotes, de manera que nos encontramos ante un desafío práctico".