Habla Pittau: Ciencia y fe en el centro del Jubileo de la Universidad

Entrevista con el arzobispo Giuseppe Pittau, ex rector de la Gregoriana

| 821 hits

ROMA, 8 sep (ZENIT.org).- Mañana por la mañana, en al Aula Pablo VI en el Vaticano, serán presentadas al pontífice las síntesis de los 59 encuentros a nivel mundial que han celebrado en estos días los profesores universitarios, ministros, rectores, dirigentes administrativos, capellanes y el Foro Mundial de los Estudiantes, con un total de más de diez mil personas. El domingo por la mañana, 10 de septiembre, tendrá lugar la solemne concelebración eucarística, presidida por Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro.



En una entrevista, concedida a Radio Vaticana, el arzobispo Giuseppe Pittau, secretario de la Congregación para la Educación Católica, ha explicado que «el Santo Padre en su carta encíclica "Fides et Ratio", nos recomienda volar con dos alas: el ala de la fe y el ala de la razón. Estos Congresos internacionales nos han mostrado que la fe no es contraria a la cultura, a la investigación, al trabajo universitario, sino que más bien es de ayuda. Es una gran ayuda para la fe, para reforzar nuestra admiración, nuestro agradecimiento por toda la creación, por todo lo que nos rodea. La razón ayuda muchísimo. Las dos alas, la fe y la razón, son dones de Dios y por tanto podemos y debemos ponerlas juntas. Yo diría que es difícil pero muchas personas, también de fe no católica, han agradecido profundamente al Santo Padre el haberles dado la oportunidad de unirse: profesores católicos con fe profunda, profesores no católicos, algunas veces judíos, protestantes, incluso budistas, sintoístas, están presentes aquí y han mantenido un diálogo muy fructífero».

A la pregunta de cómo un nuevo humanismo cristiano puede responder a las necesidades urgentes espirituales del hombre de hoy, Pittau ha respondido que «La Universidad a través de la investigación, la enseñanza, y a través de los diversos servicios que presta a la sociedad, puede verdaderamente crear una postura nueva, porque toda la investigación no es neutral, la investigación no se puede decir neutral, porque todas las investigaciones llevan al servicio del hombre. Por tanto, el hombre debe estar en el centro de la Universidad, el hombre debe estar en el centro de la investigación y sólo cuando el hombre está en el centro, podemos decir que es verdadera investigación universitaria. Nos hemos olvidado a menudo de que la Universidad no es sólo un centro de investigación sino que es sobre todo una comunidad profesores y de estudiantes que deben integrarse y preparar un futuro mejor al servicio de la humanidad, al servicio sobre todo de las personas que sufren. Estos congresos, que hemos tenido todos estos días, han hecho ver que la Universidad es un verdadero nuevo humanismo».

¿Cuál es el mensaje que la Iglesia envía a las universidades? Pittau ha explicado que «el mensaje de la Iglesia es sobre todo un mensaje de apertura. No cerrarse en sí mismos, no cerrarse en ideologías, no cerrarse en una investigación que podría llamarse casi amoral: la investigación sólo por la investigación. Pero dice: abríos a los verdaderos problemas del hombre y luego abríos a la verdadera trascendencia. Sólo Dios que se ha hecho hombre puede hacernos comprender los verdaderos problemas del hombre».

El conclusión, el secretario de la Congregación para la Educación Católica ha subrayado que el Jubileo de las Universidades «es el primero de la historia». Y añade: «Lo que me ha consolado más ha sido ver que las universidades estatales, las universidades privadas, las universidades católicas, las universidades pontificias, pueden colaborar juntas y pueden ayudarse mutuamente a buscar la verdad y a encontrar respuestas a los problemas más urgentes de la humanidad de hoy».