Hacia la curación y renovación

En un congreso, la Iglesia estudia una respuesta global a los abusos a menores

| 1853 hits

ROMA, viernes 3 febrero 2012 (ZENIT.org).- El congreso organizado del 6 al 9 de febrero con el título “Hacia la curación y la renovación” le permitirá a la Iglesia dar una respuesta global sobre el tema de los abusos cometidos por integrantes del clero contra menores, así como la tutela de las personas en situación de riesgo, a través de un sistema de prevención y formación.

Además de la creación de un centro, una plataforma en Alemania de e-learning, a la que se podrá escribir a través de un e-mail desde cualquier parte del mundo. En el sitio web se explicará además en cuatro idiomas como reaccionar en situaciones de abusos o cuando alguien se entera que existen hechos de este tipo.

Vale a decir un señal de la estrategia firme y decidida con la que el Vaticano enfrenta hoy la lucha contra la pederastia en el interior de la Iglesia.

Organizado por la Universidad Pontificia Gregoriana contará con la participación de representantes de 110 conferencias episcopales. Generalmente es el obispo encargado de los casos de abuso en las respectivas conferencias, además de los superiores generales de más de treinta órdenes religiosas y unas setenta personas expertas en Derecho canónico, psiquiatría y psicoterapia que trabajan con las víctimas y con los que abusaron.

Varios de estos datos fueron dados por la Radio Vaticano que además entrevistó a monseñor Charles Scicluna, promotor de Justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien reiteró la clara voluntad de extirpar y prevenir esta llaga abierta, porque los abusos son “un fenómeno muy triste que además de ser pecado es un delito. Y como delito existe la justa jurisdicción del Estado y existe el deber de colaborar con esta jurisdicción penal estatal”.

Pero también “la determinación de actuar bien, porque nosotros como Iglesia católica podemos también en esta materia así tremenda, dar un óptimo ejemplo, lo que corresponde también a nuestra misión evangélica”.

En la entrevista de Fabio Colagrande el prelado indicó que será un congreso en el cual participará en nombre de las víctimas una persona dolorosamente golpeada por esta realidad tan triste.

El simposio además ayudará a poner en práctica las directivas de la carta circular de mayo de 2011, de la Congregación para la doctrina de la Fe, y por ello prefecto de dicha Congregación, el cardenal Levada, dará inicio a este simposio.

Monseñor Charles Scicluna recordó que en la carta circular se pidió a todas las conferencias episcopales que preparen las líneas guía para poder dar una respuesta adecuada a este triste fenómeno, si bien acorde al propio ambiente cultural, y que el simposio ayudará a muchos cuando retornen a su país para concluir el trabajo que ya han comenzado.

Además asistirán “diversos expertos que fueron invitados a hablar de manera que se permita a las Iglesias locales y a las ordenes religiosas que realicen una política clara y eficaz como respuesta al fenómeno de los abusos sexuales a menores”.

En la prevención se apuntará “a la formación, antes de todo, de los agentes pastorales: hablamos de clérigos y también de laicos empeñados como catequistas. Prevención que tiene que nacer en la base: non solamente desde arriba, pero desde la base. Y esta es la cosa más importante. Porque la formación tiene que realizarse también en las familias, en las escuelas, en las parroquias. Cómo detectar comportamientos de riesgo. De qué manera ayudar a los jóvenes a defenderse de la interferencia maliciosa de otros”.

Por H. Sergio Mora