Hay esperanza de salvación para los niños que mueren sin ser bautizados

Habla el secretario de la Comisión Teológica Internacional

| 2219 hits

ROMA, domingo, 27 mayo 2007 (ZENIT.org).- El padre Luis Ladaria, S.J., secretario de la Comisión Teológica Internacional, explica a Zenit las razones que han llevado a este organismo, presidido por el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, a redactar un texto sobre la esperanza de la salvación para los niños que mueren sin antes haber sido bautizados.



«La esperanza de la salvación para los niños que mueren sin bautismo» es el título del último texto emanado por esta comisión de teólogos, que con una visión esperanzada supera la doctrina del limbo.

Para el padre Ladaria, profesor en la Universidad Pontificia Gregoriana, era «urgente» reflexionar sobre la salvación para los niños que al morir no habían recibido el bautismo, y este motivo impulsó a la comisión a analizar el tema bajo el prisma del deseo salvífico y universal de Dios y desde la mediación de Cristo único salvador.

Para el secretario de la Comisión Teológica Internacional, es preciso recordar que el limbo «es una teoría que no tiene ningún fundamento explícito en la Revelación» y es un concepto que hoy «ha sido progresivamente abandonado en los últimos tiempos».

Los teólogos que durante estos últimos años han reflexionado sobre este tema han concluido, cuenta Ladaria, que «desde un punto de vista teológico, el desarrollo de una teología de la esperanza y de una eclesiología de comunión, además del reconocimiento de la misericordia divina, ponen en discusión una interpretación excesivamente restrictiva de la salvación».

El documento, cuenta en una entrevista concedida a Zenit, concluye afirmando que «hay razones teológicas y litúrgicas par motivar la esperanza que los niños que han muerto sin el bautismo pueden salvarse». La clave del documento, recuerda el teólogo, es «la esperanza», fundada en la «misericordia de Dios».

El padre Ladaria aclara que el valor de este documento que toca puntos no sólo doctrinales sino también pastorales «no es magisterial» sino que se trata de un texto de «cierta autoridad teológica».

La función de la Comisión es ayudar a la Santa Sede y especialmente a la Congregación para la Doctrina de la Fe a examinar cuestiones doctrinales de mayor importancia.

La Comisión se compone de teólogos de diversas escuelas y naciones. Los miembros --en número no superior a 30-- son nombrados por el Santo Padre a propuesta del Cardenal Prefecto de la Congregación y tras consulta con las Conferencias Episcopales.

El documento puede leerse, por el momento en inglés e italiano, en la página web de la Comisión Teológica Internacional albergada por el sitio Internet de la Santa Sede (http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/cti_index_sp.htm).