'Hay sicarios que matan con la palabra y la calumnia'

Nieves San Martín cerró el ciclo de conferencias del Centro Alameda de Madrid

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 985 hits

El ciclo de actividades del centro cultural Alameda de Madrid, dirigido por la Institución Teresiana, quedó clausurado con una conferencia sobre comunicación, y una fiesta de fin de curso entre los amigos del centro.

La conferenciante Nieves San Martín, ex coordinadora de la edición española de Zenit, fue presentada por María Simón, del equipo directivo del centro cultural Alameda. Subrayó en su exposición el imparable proceso de globalización, el papel de las agencias de comunicación, el actual déficit de verdad en un buen número de informadores, y el desdibujamiento de las fronteras –fruto de la falta de ética profesional-- entre información, propaganda y publicidad.

San Martín, dio datos del ensayista italiano Marco Guzzi, según el cual en torno al año 1000 AC, las comunidades humanas eran cerca de 500.000; en el siglo V AC, se redujeron a 200.000; hoy son unas 200, y en 2300 –aventura Guzzi-- habría una única entidad estatal mundial. “No sabemos si esta profecía se cumplirá pero lo que es cierto es que las comunidades humanas tienden a concentrarse”, dijo la ponente.

La aceleración progresiva del proceso de unificación del planeta, a partir de la revolución industrial, es hoy vertiginosa, debido a las tecnologías de la comunicación y las redes sociales.

Las reacciones nacionalistas, afirmó la ponente, que tanto daño hicieron en el siglo XX, “son en parte fruto de la angustia por el peligro de desaparición de la propia cultura local (Flandes, Escocia, Cataluña, País Vasco, el invento de la Padania, etc). Ante una cultura local amenazada hay quien se agarra al propio terruño, contra los vientos de la historia”.

Las palabras comunicación y globalización son interdependientes, afirmó San Martín. La comunicación favorece la globalización y viceversa.

En España, lamentablemente, dijo, hay una profunda crisis de los medios de comunicación, sobre todo de los medios tradicionales. Esta crisis no es ajena a un intento de los grandes diarios de “arrevistar” la información, y hacerla más parecida a la prensa sensacionalista y del papel couché. “Un error que están pagando muy caro”, afirmó.

Para abaratar los costes de producción, cada vez mayores, los consorcios de la comunicación han reducido el personal a extremos increíbles. Hoy, no todos los medios se pueden permitir tener un corresponsal en el lugar de la noticia. Y aquí cobran una importancia creciente las agencias de comunicación, cada vez más especializadas.

La conferenciante aportó datos de un trabajo de investigación de la Universidad Carlos III de Madrid, según el cual la mitad de las informaciones publicadas en España proceden de agencias de noticias. "El único periodismo digno de tal nombre se ha recluido en las agencias", afirma el estudio Periodismo en la era de Internet.

El informe, coordinado por la catedrática de Periodismo de la Universidad Carlos III, María Pilar Diezhandino, analiza contenidos y tratamiento de la información, en veintidós medios escritos y sus versiones digitales, y subraya el progresivo abandono de fuentes propias, directas, justificadas y ajustadas al tema, en las diferentes versiones on line. María Pilar Diezhandino afirma que “el periodismo ha entrado en crisis por el escenario inmenso de recursos en que se mueve. Se ha tratado de adaptar a la era digital, pero sin entender ese nuevo escenario”. Y lamenta el hecho de que el periodismo haya reducido “a mínimos, en términos generales, su aportación al conocimiento en profundidad de los temas que trata”.

Según el informe, el 35% de la cobertura informativa general no cita fuentes, un índice que se acentúa en los medios digitales: “Puede decirse que ya prácticamente el único periodismo digno de tal nombre (búsqueda real de información actual, de interés del público, sujeta a la necesidad de prueba y al aval de las fuentes) se ha recluido en las agencias de noticias”.

El considerado "maestro del periodismo", el polaco Ryszard Kapuściński, advertía del poder de la mentira usada por los poderes de la comunicación y al contrario. Decía: “Si entre las muchas verdades eliges una sola y la persigues ciegamente, ella se convertirá en falsedad, y tú en un fanático”. “Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”.

Carmen del Riego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid afirma que hoy es más importante que nunca para el informador tener acceso a los datos “saber leerlos, explicarlos y contextualizarlos. Sin datos, no entiendo que pueda haber periodismo. El periodismo clásico ha sido siempre un periodismo de datos salvo en los últimos tiempos que se ha tendido al periodismo declarativo”.

“Antes bastaba la palabra periodismo para evocar honestidad, verdad, incorruptibilidad, libertad, etc. Ahora, eso no está tan claro. Hay no sólo sicarios, enviados por el poder político, militar o económico, para acallar las voces libres, sino que, lo digo con vergüenza por lo que toca a algunos elementos de mi profesión, hay sicarios que matan con la palabra y la calumnia”, afirmó Nieves San Martín.

Aludió la ponente al III Congreso Mundial de Agencias de Noticias, en Bariloche, Argentina, en octubre de 2010: agencias estatales de nueve países, decidieron constituir la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias (ULAN); con clara intención de crear un contrapeso a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), gobernada por los propietarios de los medios privados de prensa.

El protocolo que firmaron dice: “Reunidos en la ciudad de Buenos Aires en el I Encuentro de Agencias de Noticias Latinoamericanas [nada se dice de su condición estatal], este 18 de octubre de 2010, los abajo firmantes, en representación de cada agencia de noticias, acuerdan suscribir este documento con el propósito establecer la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias con una visión latinoamericana”.

Las agencias estatales, a las que no se ha unido ningún otro país americano desde entonces, sonAgencia Boliviana de Información (ABI), Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN), Agencia de Noticias de Ecuador y Suramérica (Andes), Agencia Venezolana de Noticias (AVN), Empresa Brasil de Comunicaçao-Agencia Brasil (EBC/ABr), Información Pública Paraguay, (IPP), Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex), Prensa Latina (PL) y Agencia de Noticias de  la República Argentina (Télam). “Desde que se creó, observo que los comentarios de lectores en su página web son casi inexistentes. Los apoyos a los corifeos de, primero Chávez, y luego Maduro son inexistentes”, dijo la ponente.