Historiador indio critica a los «gurús» hindúes en Occidente

Romila Thapar afirma que no dan buena imagen del país

| 1238 hits

BHUBANESWAR, 30 agosto (ZENIT.org).- El llamamiento hecho por grupos fundamentalistas hindúes para realizar un debate sobre las conversiones es cuando menos irónico, pues los grupos hindúes como el RSS y el VHP están propagando las conversiones e iniciando a los grupos tribales en el hinduismo en diferentes partes del país, opina el historiador Romila Thapar, en declaraciones publicadas por la agencia católica india «SAR News».



Romila explica que los misioneros hindúes que han ido a Occidente en los años recientes no eran «los mejores representantes de nuestra civilización». «No son otros Sankaracharyas. Les falta la dignidad y la estatura de una figura asiática como el Dalai Lama. Uno desería que proyectaran una mejor imagen de su nación».

«Mientras nuestros hermanos del VHP desacreditan los transparentes servicios benéficos del cristianismo, no tienen una palabra de crítica hacia sus correligionarios empeñados en hacer proselitismo de la manera más degradante en Occidente, o se convierten en dirigentes religiosos de billones de dólares».

«Prefieren California, Florida o Suiza. Se aprovechan de los desorientados jóvenes occidentales, los embaucan con lo que es anecdótico y curioso en nuestra herencia y hacen una fortuna a sus expensas. Ofrecen experiencias de levitación por 1.500 dólares y prometen el nirvana por 100 dólares al día. Le aseguran a usted la salvación instantánea. Enseñan mantras, sadhana, etc. y así se convierten en millonarios vestidos de color azafrán».

En un libro de éxito recién publicado en el país, «Una historia de la India», sus autores P. Ram e Isanand Vempeny, constatan que «el trabajo de conversión de los misioneros hindúes continúa. Se supone que Acharya Rajneesh ha convertido a cientos de miles de occidentales al hinduismo. Así como Maharishi Mahesh Yogi. Lo mismo han hecho otros sanyasis, bhagavans, acharyas, saibabas, brahmacharis y propagadores de Hare Krishna. Lamentablemente, algunos de ellos se han mezclado en tráfico de drogas, mujeres, armas, contrabando, grandes cantidades de dinero, fondos públicos».

«El truco para ser un gurú de éxito es ser indio pero rodearse de un número creciente de no indios --revelan los autores del libro--. Si es posible, luego separad a vuestros seguidores indios de vuestros seguidores occidentales en campos mutuamente exclusivos».

«¿Qué están haciendo los miembros de ISKON en América? ¿Por qué dirigen 400 centros, templos, ashrams y comunidades agrícolas en todo el mundo si no es para hacer "conversiones"?», se pregunta el libro.

Gopal Krishna Goswami Maharaj era citado en el Times de India, el 2 de septiembre de 1999,diciendo: «Los devotos que viven en templos están empeñados a tiempo completo en actividades misioneras. ¿Cómo es posible que la conversión al cristianismo sea siempre errónea y la conversión al hinduismo sea siempre correcta?».