«Histórica» visita del Papa a una sinagoga, según su portavoz

Superado el incidente diplomático con Israel de julio

| 611 hits

COLONIA, viernes, 19 agosto 2005 (ZENIT.org).- La visita de Benedicto XVI a la Sinagoga de Colonia constituye un «un acontecimiento con un significado histórico extraordinario», ha afirmado el portavoz de la Santa Sede Joaquín-Navarro-Valls.



En declaraciones a los periodistas este viernes, en el Centro de la Prensa de Colonia, el director de la Oficina de Información comentó la segunda visita de un pontífice a un templo judío (Juan Pablo II fue acogido en la Sinagoga de Roma en 1986).

Navarro-Valls reveló que fue el Papa en persona quien había decidido integrar la simbólica visita en el programa de las Jornadas Mundiales de la Juventud, motivo de su primer viaje apostólico internacional.

El portavoz comentó las dificultades que surgieron en julio, cuando representantes del gobierno de Israel acusaron públicamente a Juan Pablo II y a Benedicto XVI de no haber condenado los ataques terroristas contra judíos.

La Santa Sede reaccionó enérgicamente con un largo comunicado en el que se recordaban los numerosos pronunciamientos de Juan Pablo II contra estos actos terroristas, y la condena de este Papa de todo acto de violencia de ese tipo.

«Este incidente ha sido aclarado, pero es importante distinguir la diferencia entre un incidente a nivel diplomático o a nivel de relaciones interreligiosas», afirmó.

«Las imágenes del Papa en al Sinagoga demuestran que el diálogo no está cerrado», aclaró.

Por lo que se refiere a futuros viajes internacionales de Benedicto XVI, su portavoz explicó: «Por ahora, en la agenda no hay otros viajes, aunque el Papa ha recibido muchas invitaciones. Esto no quita, sin embargo, que dentro de un tiempo esta agenda pueda llenarse».