Homenaje a los dos Papas santos y para no olvidar a los náufragos del Mediterráneo

En Roma cantó el coro de la 'Capilla Sixtina', en colaboración con el Centro Astaldi que prepara otro evento en agosto

Czestochowa, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 746 hits

El coro de la Capilla Musical Pontificia Sixtina, realizó este domingo 15 de junio por la noche en Roma, un concierto con motivo de la canonización de san Juan XXIII y san Juan Pablo II, en la céntrica iglesia de 'San Lorenzo in Lucina'.

El evento titulado 'Cantate Domino canticum novum' contó con una variedad de piezas musicales, partiendo del gregoriano, pasando por diversos polifónicos, como el 'Gloria' de Lorenzo Perosi, o el 'Angelus Domini' de Giovanni da Palestrina, para concluir con un motete del siglo XVI de Christopher Tye.

Este último canto, ha sido añadido tras las actuaciones conjuntas en Londres y Roma, con el coro católico de Catedral Abby y con el anglicano de Westminster Abby, uno de los encuentros que ha facilitado en diálogo ecuménico, así como otros dos realizados en nombre de la música: con el del coro luterano de Lipzia o el sinodal de Moscú.

El Coro de la Capilla 'Sixtina', es para las celebraciones litúrgicas del sumo pontífice, presente desde los primeros siglos de la Iglesia y reorganizado en el siglo VI por Gregorio Magno, sucesivamente por Bonifacio VIII y finalmente por Sixto IV. Entre los organizadores del momento de espiritualidad figuraba el Centro Astaldi, que acoge a los inmigrante y su presidente el sacerdote jesuita Giovanni La Manna.

Interrogado por ZENIT, el padre La Manna indicó que “El concierto es un momento para subrayar la canonización de dos papas, que fueron testimonios y nos ayudan a tener alta la esperanza y la mirada”.

Añadió que el centro Astaldi está preparando un meeting para el mes de agosto: “Será para ayudarnos a estar despiertos y a reconocer en los refugiados --como nos indica el papa Francisco-- la carne de Cristo”. Añadió que es “una oportunidad para dar vida al sentido de comunidad, porque es la comunidad la que acoge y no las personas individualmente”.

“Vivimos en un momento --prosiguió el padre La Manna-- en el cual los desembarques continúan uno detrás del otro, y sigue muriendo gente en el Mar Mediterraneo a pesar de la operación de rescate 'Mare Nostrum', y esto nos confirma que dicha operación es un medio paso”. O sea que “Europa de la cual somos parte debería reaccionar rápidamente, con dignidad y con justicia, para crear canales humanitarios seguros y que permitan distribuir en el territorio europeo a los prófugos, que contrariamente corren el riesgo de ser abandonados a morir en el mar, o ser explotados por los traficantes”.

Recordó que el papa Francisco, esa misma tarde en la visita que realizó a Santa María en Trastevere, invitado por la Comunidad de San Egidio, indicó la necesidad de “volver a las raíces cristianas, que Europa no es anciana pero está cansada porque perdió de vista a sus raíces y tiene que ser ayudada a recuperarlas”.

Y concluyó recordando que “el Papa como testimonio creíble y auténtico despierta e invita a su Iglesia a ser capaz de maravillar, de sorprender, nos invita a ser inquietos. Nos está donando tanta energía y tanta esperanza, porque nos ayuda a creer que al transformar nuestra vida podemos transformar este mundo, que así como está funcionando no nos puede gustar”.

Por su parte el director del coro del Teatro de Roma, Roberto Gabbiani, sobre el motete renacimental británico de Christopher Tye, interpretado por el coro de la 'Sixtina', le indicó a ZENIT: “Lo he apreciado muy bien, fue ejecutado con una gran delicadeza, y un estilo claramente muy diverso de lo que es el espíritu palestriniano. Y el maestro Palombella logró muy bien a poner en relieve este delicadeza muy refinada del renacimiento inglés.

Por su parte el director del coro de la Capilla Sixtina, Mons. Massimo Palombella elogió al allí presente maestro decano de los coros pontificios de Roma: Paolo Colino, “que con sus 80 años acaba de hacer un esplendido concierto donde ha demostrado tener profundo conocimiento de los estudios semiológicos y de todo aquello que la polifonía ha ganado con esfuerzo desde el 1900 hasta hoy”.

Participaron al evento otras iniciativas de solidaridad, como Orares, Centro Astalli, Maison Sociale, Primer municipio de Roma Capital, Asociación Romana Estudios y Solidaridad (ARSS), y los fondos recogidos son dados a iniciativas como el comedor del centro Astalli para refugiados.