Honduras: Mensaje de la Conferencia Episcopal ante las elecciones generales

Los obispos invitan a los cristianos a dar ejemplo de participación y civismo

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 394 hits

El próximo domingo, día 24, se celebrarán las elecciones generales en Honduras. Por este motivo, la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH) ha escrito una importante reflexión sobre el sentido del voto y la necesaria participación ciudadana en los comicios.

En su comunicado, los obispos hondureños reconocen que “a pesar de estas incertidumbres, vemos ciertos signos, que podríamos considerar positivos, en la sociedad civil, en los partidos políticos, en las instituciones. Signos de que, aun cuando sigue influyendo el peso de algunos políticos incorregibles, la confrontación, el descrédito del adversario, el fraude, el engaño y la manipulación de los sencillos van dejando paso a la sensatez y madurez política”.

La presencia de observadores internacionales y de diversas organizaciones de la sociedad civil hondureña así como de la propia Iglesia que se prepara “para ejercer las funciones de observación y auditoría social”, es vista como una señal de confianza por los prelados.

Además, los candidatos presidenciales han mostrado madurez política al suscribir un “pacto político ético” que los obliga a respetar los resultados de los próximos comicios.

Los obispos de la CEH desean también que las elecciones sean una “fiesta cívica” y que las urnas sean el preámbulo de la recuperación de la dignidad no solamente de la política, sino de todo el pueblo de Honduras.
 


Que todas las personas con derecho de ejercer el sufragio, señalan, “lo hagan conscientemente, es decir, con conocimiento de la realidad, habiéndose informado sobre las candidaturas y después de haber reflexionado y orado sobre lo que más le conviene” a su país.
 


El pueblo, dicen los prelados, “sabrá escoger a sus representantes entre los candidatos y candidatas de probada integridad, que viven y defienden los principios democráticos, los valores éticos de sinceridad, laboriosidad, honradez, transparencia, respeto de las opiniones ajenas y claro compromiso por el bien común, especialmente de la población empobrecida y marginada”.



“Les pedimos también, por el bien de Honduras, que voten libremente, es decir, sin condicionar ni malversar su voto ni por sobornos, ni por presiones o amenazas, ni por simple costumbre. Que voten por quienes muestren un mejor conocimiento y cercanía a la realidad, por quienes dediquen más tiempo y energía a explicar sus propuestas, habiendo dado pruebas de su honestidad y compromiso con la justicia, así como de respeto al sistema democrático”, escriben los obispos en su comunicado.
 


La Conferencia Episcopal de Honduras augura en un proceso limpio y participativo para elaborar un proyecto de nación incluyente, promotor del bien común y defensor de los derechos humanos. 

“Confiamos en que si se logra un proceso electoral basado en los valores que hemos mencionado, es más factible que, a nivel internacional, se corrija la imagen que muchas naciones tienen de Honduras como país violento e ingobernable”, concluyen.

Los candidatos a las elecciones presidenciales en Honduras son 8, y la población mayor de 18 años tendrán que votar para elegir a 128 miembros del Congreso y representantes de los municipios. Según fuentes locales, 5.355.112 hondureños tienen derecho a votar. De ellos 755.112 son nuevos electores y 1,2 millones son jóvenes de entre 18 y 25 años. La gran novedad es que, por primera vez, las mujeres representan el 51 por ciento del electorado. 

Para más información: 

http://www.iglesiahn.org/images/download/MENSAJE%20DE%20LA%20CONFERENCIA%20EPISCOPAL%20DE%20HONDURAS%20c.pdf

(RED/IV)