Hospital pediátrico de la Santa Sede atenderá a niños de Latinoamérica

Acuerdo entre el «Hospital Bambino Gesù» y el «Instituto Italo-Latinoamericano»

| 1240 hits

ROMA, miércoles, 5 mayo 2004 (ZENIT.org).- Gracias a un acuerdo firmado en presencia del arzobispo Luis Robles Díaz --vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina-- entre el Hospital Pediátrico de la Santa Sede «Bambino Gesù» (Roma) y el Instituto Italo-Latinoamericano, el centro sanitario brindará atención a niños del otro lado del océano.



Durante los próximos cinco años el Hospital permitirá a las estructuras sanitarias de los países latinoamericanos disfrutar a distancia de asistencia y asesoramiento técnico-quirúrgico de naturaleza pediátrica por parte del equipo de especialistas del «Bambino Gesù».

Las tecnologías más avanzadas de tele-medicina y tele-consulta harán posible este apoyo, confirma un comunicado del centro sanitario del viernes pasado.

Igualmente se aceptará y tratará a pacientes en edad pediátrica --procedentes de los países de Latinoamérica-- afectados de patologías particularmente graves y complejas, según se desprende del acuerdo suscrito entre el presidente del Hospital Pediátrico «Bambino Gesù» --el mayor de Italia--, el doctor Francesco Silvano, y el secretario general del Instituto Italo-Latinoamericano (IILA), el embajador Paolo Faiola.

El texto firmado comprende también el desarrollo de la preparación profesional pediátrica de los trabajadores latinoamericanos así como la asignación de becas a estudiantes latinoamericanos en el sector de la sanidad pediátrica y de la nutrición.

Igualmente permitirá el intercambio de documentación y la utilización del enorme banco de datos a través del portal sanitario del «Bambino Gesù» (www.ospedalebambinogesu.it), donde confluye información y experiencias sobre los mas importantes resultados de la investigación y la experimentación.

«Del encuentro entre una Institución internacional como el IILA y un hospital de alta especialización pediátrica, como la Santa Sede ha querido que fuera el «Bambino Gesù» --concluye la nota del centro--, ha nacido, por lo tanto, una sinergia importante a favor de la infancia de los países latinoamericanos, cuyos problemas el mismo Santo Padre –como subrayó monseñor Robles Díaz-- mira desde siempre con profundo interés y participación».