Iglesias cristianas recuerdan a Europa la importancia del respeto de la libertad religiosa

Encuentro con la presidencia finlandesa de la UE

| 1066 hits

BRUSELAS, lunes, 10 julio 2006 (ZENIT.org).- La importancia del respeto de los derechos humanos, explícitamente la libertad religiosa, ha estado entre los puntos que ha presentado una delegación de Iglesias cristianas a la presidencia finlandesa de turno en la Unión Europea.



Recoge un comunicado del viernes de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE) que se trata del encuentro celebrado con el ministro de Exteriores finlandés, Erkki Tuomioja --cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE— y otros miembros de los ministerios de Educación y Trabajo.

Encabezada por el arzobispo de Turku, su Excelencia Jukka Paarma –al frente de la Iglesia evangélica luterana de Finlandia--, otros miembros de la delegación fueron el metropolita Ambrosius –Iglesia ortodoxa de Finlandia--, el reverendo Rüdiger Noll –director de la Comisión Iglesia y Sociedad de la CEC (Conferencia de las Iglesias Europeas)--, el obispo William Kenney (auxiliar de Estocolmo y miembro de la COMECE) y monseñor Noel Treanor (secretario general de la COMECE).

En el encuentro, celebrado el pasado 30 de junio, Tuomioja abordó la cuestión de la ampliación y subrayó que las negociaciones futuras con todos los países candidatos a la UE (región balcánica y Turquía) se seguirá sobre los criterios de Copenhague [sirven de base para todas las negociaciones de adhesión. Ndr.].

Respecto a las negociaciones con Turquía, «las Iglesias subrayaron la importancia del cumplimiento de los criterios políticos por parte de Turquía, especialmente en relación con los derechos humanos y la libertad religiosa», recoge el comunicado de la COMECE.

Asimismo, ambas partes reconocieron en su encuentro el papel determinante de la dimensión social para la evolución del proyecto europeo.

En este contexto, la presidencia finlandesa de la UE reconoció la importancia del diálogo intercultural y la contribución del diálogo interreligioso.

Las Iglesias recalcaron igualmente la necesidad de desarrollar una política migratoria en Europa que esté centrada en la persona.

No dudó la delegación de Iglesias cristianas en dirigir además la atención a importantes cuestiones antropológicas, políticas y éticas que surgen del 7º Programa Marco de Investigación.

Tal programa fue respaldado a mediados de junio por el Europarlamento con un presupuesto de 50.000 millones de euros para el periodo 2007-2013, e introdujo una enmienda para que se puedan financiar con fondos comunitarios proyectos con células madre embrionarias en aquellos países en los que sea legal (Zenit, 15 de junio de 2006).

La presidencia finlandesa de la UE mantendrá un contacto regular con las Iglesias durante el semestre recién iniciado, aseguró Tuomioja

El Consejo es la principal instancia decisoria de la UE. Su presidencia, rotatoria, tiene una duración de seis meses: cada país de la UE se hace cargo de la agenda del Consejo y preside todas las reuniones durante ese período, promoviendo las decisiones legislativas y políticas y mediando para lograr acuerdos entre los Estados miembros.