Impulso a la devoción a los ángeles de la guarda

Entrevista al fundador de la Asociación Milicia de san Miguel Arcángel

| 5365 hits

ROMA, jueves 11 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- A pesar de que la existencia, la presencia y la realidad de los ángeles custodios está expresada claramente en las Sagradas Escrituras y en la tradición milenaria de la Iglesia, la devoción a los ángeles, sobre todo en el periodo post-conciliar, ha sido banalizada e incluso rechazada.

En el mundo secularizado, los ángeles se han convertido además en objeto de espiritismo, irenismo, y su banalización los ha llevado incluso al interior de los movimientos new age.

Para dar a conocer la realidad de los ángeles, y su función en la realidad, en la tradición y en la devoción católica, don Marcello Stanzione, párroco de la Abadía de santa María Nova en el municipio de Campagna (Salerno, Italia), ha refundado la Asociación Milicia de san Miguel Arcángel, cada año organiza un congreso internacional y publica libros sobre el tema.

Uno de sus últimos libros se titula precisamente “Invito alla devozione degli angeli custodi" (“Invitación a la devoción a los ángeles custodios”), (Ediciones Villadiseriane).

Para profundizar en el conocimiento de los ángeles custodios y de su devoción, ZENIT lo ha entrevistado.

- ¿Qué son los ángeles custodios? ¿Existen realmente?

Don Marcello: Son una categoría particular de criaturas de Dios, espíritus incorpóreos que tienen la tarea de proteger individualmente a cada individuo.

Hay distintas categorías de ángeles que tienen diferentes misiones. Por ejemplo, los ángeles del Padre, los ángeles del Hijo, los ángeles del Espíritu Santo y los ángeles de la Virgen. Después están, por ejemplo, los ángeles que rigen los elementos del cosmos.

Los ángeles existen verdaderamente porque lo afirma Jesucristo, lo reafirma el Magisterio de la Iglesia, toda la Tradición teológica y, a nivel lógico-racional, son uno de los anillos de la Creación, junto al reino mineral, vegetal, animal y humano.

- Sin embargo, tras el Concilio Vaticano II, sobre todo en el Catecismo escrito de la Iglesia holandesa, se negaba la existencia de los ángeles custodios. ¿Qué dicen las Sagradas Escrituras? ¿Y la Tradición?

Don Marcello: Como siempre he recordado, la infiltración teológica post-conciliar de algunos profesores “del Rin” que han “protestantizado” la teología católica, ha llevado a la marginación, si no incluso a la burla de algunos temas específicos del catolicismo, como por ejemplo el purgatorio y los ángeles, tanto los buenos como los malos.

Casi todas las páginas de la Biblia hablan de los ángeles, que no son metáforas sino personas reales, dotadas de espíritu e inteligencia.

La Tradición que cuenta es la de los santos, y los ángeles están presentes en casi todas las hagiografías de los místicos más importantes (san Juan de la Cruz, santa Teresa de Ávila, santa Francisca Romana, san Pío de Pietrelcina, santa Faustina Kowalska, san Josemaría Escrivá de Balaguer,...).

- ¿Por qué el Señor ha creado a los ángeles de la guarda? ¿Cuáles son sus responsabilidades?

Don Marcello: Como la vida sobre la tierra está expuesta a graves peligros, tanto para el cuerpo como para el alma, y todas las personas importantes tienen un escolta o la guardia personal, como nosotros somos importantísimos para Dios, el Señor ha puesto a nuestro lado un espíritu celeste que, como dice la famosa oración Angele Dei, nos ilumina, nos custodia, nos dirige y nos conduce a la salvación del Paraíso.

- ¿Cómo y cuándo nació la fiesta de los ángeles custodios?

- Don Marcello: El obispo de Rodez François d'Estaing tenía una particular devoción a los ángeles custodios y, después de muchas pruebas, luchas y sufrimiento, logró que el Papa León X, en 1518, aprobara la Fiesta de los ángeles Custodios para solemnizar el 2 de octubre que, a la vez, era el primer día libre después de la Fiesta de san Miguel.

- ¿Cómo puede y debe cada persona referirse a su ángel de la guarda?

Don Marcello: San Bernardo, en el siglo XII, respecto a los espíritus celestes, habla de “reverencia por la persona, devoción a la benevolencia y confianza en la custodia”.

- ¿Podría indicarnos algún grupo o asociación católica promotor de la devoción a los ángeles y a la práctica de la piedad angélica?

Don Marcello: En Francia está la Asociación de los Santos ángeles Custodios, con sede central en Lyon, y está animada, desde el 1891 por los Clérigos regulares de san Viator.

Esa asociación edita una revista periódica mensual titulada “El Ángel Custodio”. Para recibirla, se puede escribir a 21, montée saint.Laurent 60005 Lyon (F).

Después está la Opus Angelorum, fundada el 26 de abril de 1949 en Austria por Gabriella Bitterlich. Su sede italiana está en Roma, en Via Antonio Musa, 8. Teléfono 06-8968450 o 06-44251479.

También la Confraternidad de san Miguel Arcángelo en el Monte Gargano, actualmente guiada por los Padres Micaelitas polacos.

Finalmente, en Roma, está la Pía Unión de san Miguel Arcángel, que tiene su sede en la Colegiata de San Ángel en Pescheria, en el Pórtico de Octavia, actualmente guiada por los Padres Caracciolini.

Para recibir más información sobre la Milicia de san Miguel Arcángel, de la que soy asistente espiritual, se puede escribir a la Parroquia Santa Maria La Nueva 84022 Campagna (SA).

[Por Antonio Gaspari, traducción del italiano por Patricia Navas]