Inaugurada la aldea de los jóvenes para la Ostensión de la Sábana Santa

Un espacio para la hospitalidad y la animación espiritual

| 1948 hits

ROMA, viernes, 2 abril 2010 (ZENIT.org).- El cartel “Pastoral de jóvenes” abraza el perfil en amarillo de la Mole Antonelliana, símbolo de la ciudad de Turín, Italia; del fondo gris, emergen los rasgos del Hombre de la Sábana Santa que subrayan el evento: Ostensión Síndone 2010.

Es el diseño de la insignia que distinguirá a los jóvenes voluntarios de la Ostensión –que se abrirá el próximo 10 de abril hasta el 23 de mayo- y que el cardenal Severino Poletto, arzobispo de Turín, entregó el sábado pasado a una representación de los mismos.

La entrega tuvo lugar en el complejo del Seminario Menor donde, en la fiesta de la Jornada Mundial de la Juventud, se inauguraron nuevos espacios dedicados a la pastoral juvenil: un teatro al aire libre para celebraciones y conciertos y la aldea-campamento (un espacio para la instalación de 200 tiendas y 26 galpones ofrecido por la Protección Civil de Turín) que acogerá a los jóvenes peregrinos a la Sábana Santa.

“De hecho –explicó a ZENIT el sacerdote Maurizio De Angeli, director de la Oficina para la Pastoral Juvenil de la Archidiócesis de Turín--, hoy hemos abierto para nosotros, un poco antes, el tiempo de la Ostensión, acogiendo de las manos del arzobispo el mandato para el servicio que empeñará a la Pastoral Juvenil en varios frentes durante los días de la peregrinación a la Síndone”.

No sólo la hospitalidad en la aldea en el complejo del Seminario menor de la avenida Thovez, sino animación espiritual en el centro ciudadano, “con momentos de oración en la iglesia de Santo Domingo durante los viernes por la noche del tiempo de la Ostensión y todos los días –de lunes a viernes- en la iglesia de la Annunziata de vía Po, momentos de testimonio, tiempos de silencio y espacios para acoger a los jóvenes”.

Cada sábado por la noche, “en el teatro al aire libre, apenas inaugurado, acogeremos espectáculos dedicados a los jóvenes y hechos por jóvenes” mientras que, “a lo largo de las calles del cuadrilátero, en el centro, los jóvenes estarán empeñados en la evangelización de los jóvenes y así también el domingo por la noche, desde el Duomo hasta San Lorenzo, se realizará una procesión de antorchas”-

“Hemos pedido a todas las realidades eclesiales y juveniles de la diócesis –añadió Maurizio Versaci, vicedirector para la Pastoral Juvenil- que ofrezcan la propia aportación para mostrar el rostro acogedor de la Iglesia turinesa y ha habido una gran respuesta de disponibilidad y servicio”.

A los 200 jóvenes que se han puesto a disposición para acoger a sus coetáneos peregrinos, se añaden 270 cantores del gran coro Hope, que se preparan desde hace semanas para animar el encuentro con Benedicto XVI, el 2 de mayo, en la plaza San Carlos. Los coros de varias expresiones eclesiales, entre ellos Comunión y Liberación y el Movimiento de los Focolares, animarán las celebraciones en la aldea de acogida. La Acción Católica Juvenil de Turín, durante cuatro fines de semana, acogerá en las parroquias a cerca de tres mil chicos de 37 diócesis italianas y otras iinciativas de acogida serán ofrecidas por los scout.

“¡Se abren manos buscando luz en nuestras ciudades –canta el himno de los Jóvenes por la Ostensión ‘Santo Rostro de los rostros’, interpretado por primera vez el sábado pasado ante el arzobispo Poletto--. Corazones cantan: en los millones de miradas Santo Rostro de los rostros Tú estás!”.

“Contemplando esta misteriosa tela que la tradición afirma ser la que envolvió a Jesús, y yo tengo la certeza moral de que lo es –afirmó el cardenal Poletto dirigiéndose a los jóvenes en la celebración penitencial que precedió al mandato- la pregunta que surge es: ¿por qué este sufrimiento?”.

“Por nosotros, por amor nuestro, a pesar de que a veces lo tratamos como los soldados que se burlaban de Él, o como los que pasaban que preguntaban: ‘¿por qué no desciendes de la cruz?’”. Que la memoria de este sufrimiento revelado por las huellas de la Síndone, pueda llevarnos a ser, concluyó el arzobispo, “como el centurión que exclama ‘este era verdaderamente el Hijo de Dios’ y se convierte a una vida nueva”.

La cita para todos los jóvenes voluntarios de la Síndone es para el 10 de abril cuando se probará la aldea de la avenida Thovez con la presencia de los primeros peregrinos.

Por Chiara Santomiero, traducido del italiano por Nieves San Martín