Inauguran en el Vaticano una muestra con los tesoros de Azerbaiyán

Entrevista con el embajador Amirbayov. Un país islámico que respeta todas las religiones

| 1601 hits

Por H. Sergio Mora

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 14 noviembre 2012 (ZENIT.org).- El embajador de Azerbaiyán en Francia, Elchin Amirbayov, aseveró hoy las buenas relaciones entre la Santa Sede y Azerbaiyán, un país de mayoría islámica que respeta a todas las religiones. Lo ha dicho con motivo de la inauguración de la exposición: “Las tramas de la historia. Los tesoros del Azerbaiyán”, inaugurada en el "Brazo de Carlomagno", en la Ciudad del Vaticano.

Elchin Amirbayov recibió esta mañana a ZENIT y le explicó, en una breve entrevista, las buenas relaciones con la Santa Sede y no sólo la tolerancia existente en su país, sino el respeto hacia las diversas confesiones. La misma tuvo lugar en el marco de la exposición de 100 piezas de gran valor que se realiza en el Vaticano, y del concierto por los veinte años de relaciones diplomáticas entre Italia y el país caucásico.

El suyo es un país con mayoría musulmana que tiene óptinas relaciones con el Vaticano, demostrando que en Azerbaiyán el islam -a diferencia de otros países- sabe convivir sin violencia

--Embajador Amirbayov: Quiero ser claro, somos un país con una población mayoritariamente musulmana, en donde entretanto la religión está separada del Estado, que es laico.

Parte del título de la exposición dice: "Las tramas de la historia", ¿por qué?

--Embajador Amirbayov: Azerbaiyán es un país que es y ha sido un cruce de vías entre diversas civilizaciones, del Este y Oeste, desde tiempos antiguos que incluyen la "ruta de la seda". Tenemos por lo tanto mucha apertura y tolerancia, y nos hemos abierto al mundo y a la Santa Sede. Con amistad y cercanía hacia todos ellos.

Bien, entretanto en occidente la idea que llega del islam es violenta

--Embajador Amirbayov: Como usted indicó es necesario separar la idea de islam y de violencia, pues ninguna religión debe practicarla, ya que en esos casos se trata de un abuso que comete la misma. Somos orgullosos de ser un país tolerante, o mejor aún respetuoso.

En la época de la Unión Soviética ustedes sufrieron una tremenda persecución

--Embajador Amirbayov: Sí, y se podría hablar tanto sobre ello. En aquel período, después del zarismo, Azerbaiyán tuvo un período independiente de 23 meses, hasta 1920 cuando el poder soviético entró dominando a otros quinces países. En esta época existió una fuerte persecución religiosa y templos musulmanes, católicos, ortodoxos y judíos fueron destruidos y la religión tuvo que pasar a vivir en la clandestinidad.

¿Cuándo volvió la libertad religiosa?

--Embajador Amirbayov: En 1991 fue declarada nuestra independencia, fue restaurada la libertad religiosa. Hoy la mayoría son chiitas, seguidos por los sunitas, ortodoxos, católicos y judíos.

Exposición en el Vaticano

La exposición de Azerbaiyán fue inaugurada esta tarde en el aula Pablo VI, en el Vaticano, en donde muestra sus fascinantes tesoros. La exposición está situada en el lado izquierdo de la plaza de San Pedro, llamado el Brazo de Carlomagno y permanecerá abierta hasta el 5 de diciembre y con entrada libre.

Con el título “Las tramas de la historia. Los tesoros del Azerbajián”, la exposición muestra el encuentro de culturas, tradiciones y religiones diferentes, a través del patrimonio cultural y artístico del país caucásico, como tejidos, artesanías, joyas, instrumentos musicales, armas, manuscritos y copias de miniaturas raramente accesibles al público.

Inauguraron la exposición la primera dama de Azerbaiyán Mehriban Aliyeva, presidenta de la Fundación Heydar Aliye y embajadora de buena voluntad de la UNESCO, y el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura y de la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra.

Concierto en Roma

Este jueves 15 de noviembre, en el mayor auditorio de Roma, el Auditorium Parco della Musica se festejan con un concierto los veinte años de relaciones diplomáticas entre Italia y el país caucásico que se independizó de la Unión Soviética en 1991.

Juan Pablo II visitó la capital del país, Bakú, en mayo de 2002, iniciando una fecunda relación diplomática con la Santa Sede, lo que ha permitido una plena dignidad espiritual a la comunidad católica en Azerbaiyán. En abril del año pasado realizó una visita allí el cardenal Ravasi, que firmó un acuerdo en el que se reconoce y regula la personalidad jurídica de la Iglesia católica en dicho país.

Azerbaiyán es el país más grande en la región del Cáucaso, localizado entre Asia occidental y Europa oriental y limita con Rusia, Georgia, Armenia e Irán. En 1918, se estableció la República Democrática de Azerbaiyán, la primera república secular y democrática en el mundo islámico, hasta que fue invadida y anexionada por la Unión Soviética, desde 1920 hasta su independencia en 1991. Desde este año el país comenzó su periodo de dos años como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.