India: Día de la Niña, impulso para reafirmar su valor en la sociedad

Campaña de la Iglesia para dejar nacer a las niñas

| 1755 hits

PANAJI, jueves 8 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- La Iglesia en Goa ha lanzado un llamamiento a apreciar y afirmar a las niñas en el hogar y en la sociedad, con motivo del Día de la Niña, que se celebra este jueves 8 de septiembre, fiesta de la Natividad de la Virgen María.

La Comisión Justicia y Paz destacó que “la Iglesia en India dedica este día de alegría a todas las niñas”, según un comunicado publicado en la web de la conferencia episcopal de la India.

“Toda vida humana es un precioso regalo de Dios, y por tanto fuente de dignidad humana”, explicó el secretario ejecutivo de la Comisión, el padre Maverick Fernandes.

Toda niña nacida y no nacida comparte igualmente esos derechos, empezando por el derecho a la vida, añadió.

La selección sexual lleva a la eliminación de muchas niñas en la India, tanto no nacidas (se contabilizan 5 millones de abortos selectivos de niñas en los últimos 20 años) como recién nacidas, e incluso al cambio de sexo de recién nacidas.

Por cada cien niñas, nacen 112 niños en el país, según datos reflejados en el libro Unnatural Selection Choosing Boys Over Girls, And the Consequences of a World Full of Men (Selección No Natural: Elegir Niños en vez de Niñas, y las Consecuencias de un Mundo Lleno de Hombres).
El padre Fernandes afirmó que las niñas en Goa, si reciben la oportunidad, se han destacado en varios ámbitos, especialmente en la educación, los deportes y las distintas expresiones artísticas.

“Mientras son derechos suyos el de la nutrición, la educación y otras oportunidades, a menudo se la carga con responsabilidades del trabajo del hogar y se le niegan facilidades de ocio y recreativas”, lamentó el sacerdote.

La preferencia por el varón se debe a factores sociales, económicos y también religiosos. Sigue siendo especialmente fuerte en las familias de fe hindú, por la creencia de que, para tener la salvación, se necesita un hijo varón.

El representante eclesial instó a que la jornada de hoy represente una oportunidad para una reflexión profunda sobre los aspectos vitales de la vida de cada niña.