India: nace el Movimiento de mujeres cristianas

Esta nueva iniciativa quiere lanzar un mensaje de dignidad y redescubrir el papel fundamental de la mujer en la Iglesia

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 932 hits

El "Movimiento de mujeres cristianas” ha nacido en la India. Su objetivo es compartir la valoración de la mujer promovida por el Concilio Vaticano II y el documento de Juan Pablo II “Mulieris dignitatem". 


Lanzar un mensaje de emancipación y dignidad de la mujer, redescubrir el papel fundamental de la mujer en la Iglesia, saliendo del cliché de los complejos de inferioridad o subordinación, reiterar la importancia, la contribución y la dignidad de las mujeres en la sociedad India, donde sobrevive una mentalidad fuertemente patriarcal marcada por incidentes graves de violación que quedan impunes son los propósitos de dicho movimiento.

Un comité de nueve miembros formado con el objetivo de ampliar el movimiento y el desarrollo de los medios de su presencia activa en la sociedad india. El nuevo Movimiento dice estar en “total acuerdo” con el Papa Francisco, que ha subrayado repetidamente la importancia y dignidad de la mujer en la Iglesia y en la sociedad.

El Santo Padre ha manifestado en diversas ocasiones su preocupación por el rol de la mujer en la Iglesia afirmando que "yo sufro, y lo digo de verdad, cuando veo en la Iglesia o en algunas organizaciones eclesiales que el rol de servicio de la mujer” se desliza “hacia un rol de servidumbre". Además, en el viaje de regreso de Río de Janeiro, en la rueda de prensa con los periodistas, indicó que "se debe hacer una profunda teología de la mujer".

Según informa la Agencia Fides, en una conferencia nacional celebrada recientemente en Bangalore, cientos de religiosas y laicas de diferentes denominaciones cristianas han dado luz a un movimiento “para desafiar la mentalidad patriarcal y promover la igualdad de derechos y una mayor sensibilidad de género”.

Entre los diversos movimientos que han participado en la fundación del movimiento está la “Comisión de la Mujer”, de la Conferencia Episcopal de la India. Continúa Fides afirmando que las participantes de la conferencia han dicho que “están dispuestas a trabajar dejando su zona de confort, para promover actos de compasión y justicia, defender la dignidad de la mujer, trabajar en red con otras comunidades”.

Asimismo han decidido ser la voz de las mujeres más pobres y más marginadas, al darse cuenta de la urgencia de dar voz a las mujeres cristianas en la Iglesia y en la sociedad, para proteger los derechos de las mujeres.

Esta iniciativa surge como una esperanza en un país como la India, en el que la mujer se encuentra muy desprotegida. Se comprobó una vez más hace unos días, cuando se conoció la noticia de una turista danesa que fue violada por un grupo cerca de una zona de centros comerciales en la capital india tras perderse y estar buscando el camino de regreso al hotel.

Y es que el problema de la violencia sexual en la India ha sido un foco de atención especial desde la  violación en grupo y asesinato de una mujer de 23 años en un autobús en el mes de diciembre de 2012. El suceso provocó un gran debate social y finalmente en marzo de 2013 se aprobó una ley para endurecer las penas contra los agresores sexuales.