India: Quebrantando un tabú, intocables se bañaron junto a brahmanes

En la 'Maha Kumbh Mela' que se celebra actualmente en Allahabad

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1703 hits

El pasado 7 de febrero, un centenar de miembros de la subcasta de los bhangi participó, al lado de brahmanes, en los baños rituales en la confluencia de tres ríos, o Sangam, con ocasión de la Maha Kumbh Mela que se celebra actualmente cerca de la ciudad de Allahabad, Uttar Pradesh, India.

Haciendo esto, quebrantaron un tabú profundamente arraigado en la mentalidad hindú, convirtiéndose en los primeros representantes de su comunidad, colocados en lo más bajo de la escala de las castas, que compartieron con hindúes de las altas castas este momento de celebración hindú para la purificación de los pecados.

Además de este baño purificador, el grupo de los dalit [intocables] fue autorizado a permanecer en los campos de carpas que dan acogida a los peregrinos. Pudieron compartir así los mismos lugares de convivencia que los ascetas hindúes y otros miembros de grupos religiosos hindúes.

Cenaron en compañía de Swami Narendra Giri, uno de los muchos líderes y personalidades hindúes presentes en la Kumbh Mela. La agencia católica Ucanews, que da la información, citaba los deseos de Rajni Nanda, uno de los bhangi que vivió este momento inédito: "He sido lavado y bendecido". Otro dalit, Guddi Athwal, lo comentaba así: "Ha sido como un renacer, particularmente cuando los brahmanes hindúes, entre los más importantes del país, nos acogieron y aceptaron como formando parte de la sociedad hindú".

Los bhangi son una subcasta situada en lo más bajo de la escala social, entre los intocables. A pesar de la supresión oficial del sistema de castas --supresión inscrita en la Constitución de la Unión India de 1950--, la discriminación hacia ellos sigue teniendo una base cultural y tradicional muy fuerte. Los banghi no han accedido a los mismos templos y a los mismos pozos que otras castas. El origen de la discriminación de la que son objeto es evidente en el único oficio que se les atribuía tradicionalmente, el vaciado diario de las letrinas.

Con ocasión de una celebración tan importante como la Maha Kumbh Mela, hay iniciativas para suscitar un espíritu de igualdad entre hombres y mujeres, cualquiera que sea su casta. Tras la iniciativa del baño ritual de este grupo bhangi al lado de los brahmanes, está un sociólogo, brahmán y promotor convencido de la causa de los bhangi.

Bindeshwar Pathak es conocido en toda la India por la acción llevada a cabo por la ONG que fundó en 1970, Sulabh International Social Service Organization. En los años 60 del siglo XX, este joven investigador, inspirado por Gandhi y resuelto a ayudar a su país, asumió la defensa de los bhangi, considerando que su oficio obligado y degradante tenía un impacto negativo sobre la capacidad de la sociedad hindú para entrar en la modernidad. Por eso, de manera muy concreta, ha puesto a punto un sistema de aseos, con el fin de suprimir las letrinas secas, y mejorar las condiciones sanitarias de los habitantes. LA ONG, a través de una red de cincuenta mil voluntarios, ha instalado ya siete mil aseos públicos y 1,2 millones de aseos privados, enseñando a los bhanghi otros oficios para permitirles cambiar de vida y de profesión.

Después del baño ritual de un centenar de bhangi en el Sangam, Bindeshwar Pathak explicó que había contribuido a este evento porque no veía razón para que los bhangi sean marginados de la celebración religiosa más importante del país. "La idea que está detrás de este evento es permitir a estas personas progresar en la escala social. El mensaje que se envía a todos es que los barredores de excrementos no son intocables sino que forman parte de la sociedad", precisó a los medios de comunicación.

Iniciada el pasado 14 de enero, la celebración Maha Kumbh Mela terminará el próximo 10 de marzo. Hasta esa fecha, la más importante peregrinación de la religión hindú, se habrán puesto en marcha unos cien millones de personas.

La Kumbh Mela se celebra cada tres años. Según los Puranas, textos sagrados hindúes en sánscrito, hay cuatro lugares en la India (Haridwar sobre el borde del Ganges, Ujjain sobre el borde de Kshipra, Nashik sobre el borde de Godavary, Allahabad en la confluencia del Ganges, del Yamuna y del Saraswati) que corresponden a gotas de un néctar de inmortalidad caídas a la tierra, escapadas de un cántaro que dioses y demonios se disputaban entre ellos. Los hindúes creen que el baño en el río durante los días prescritos les purifica de sus pecados. Si la Kumbh Mela se celebra cada tres años, la Maha [grande] Kumbh Mela se efectúa cada doce años y es la mayor concentración de seres humanos del planeta. Para los días señalados como más favorables para la peregrinación (a causa de la luna nueva y la alineación de ciertos astros), el 10 de febrero y hoy, 15 de febrero, se preveían picos de afluencia (el 10 de febrero, las autoridades esperaban hasta 25 millones de personas) a lo largo de los seis kilómetros de las orillas de la confluencia de los ríos o Sangam, en sánscrito.

Durante la primera semana de la peregrinación, son los sadhu y los naga quienes van en procesión hacia el lugar sagrado. Los sadhu son los hombres considerados santos, barbudos y vestidos con túnica azafrán; en cambio los naga o ascetas, algunos van desnudos y cubiertos de ceniza y, en tiempo normal, viven en cuevas y bosques alimentándose de raíces y de plantas.

Pasados estos primeros días, hombres, mujeres y niños se acercan a las orillas donde las aguas de los tres ríos se juntan, se introducen hasta la cu¡ntura y echan agua en cuatro direcciones, recitando oraciones y rociándose el resto del cuerpo, purificándose así de sus pecados, en una ocasión única que no se presentará hasta dentro de doce años.

Traducido del francés por Raquel Anillo