India: ¿Suceden milagros?

Se multiplican los fieles en una diócesis por repetidas curaciones inexplicables

| 2341 hits

ROMA, martes 26 junio 2012 (ZENIT.org).- Repetidos casos de curaciones inexplicables, consideradas sobrenaturales, son la principal causa del masivo crecimiento de la Iglesia en un remoto ángulo de India, según el obispo de la región.

El obispo John Kattrukudiyil de Itangar, Arunachal Pradesh, al noreste de India, subrayó el fenómeno de las curaciones como explicación del crecimiento de la Iglesia en su diócesis desde virtualmente ningún fiel hasta el 40% de la población en 35 años.

Durante una visita a la sede internacional de la fundación caritativa Ayuda a la Iglesia Necesitada, en Konigstein, Alemania, el obispo describió la situación en su diócesis diciendo: “Repetidas veces me cuentan historias de curaciones que han sucedido en varios lugares”. “Lo que cuentan me llena de asombro”.

El obispo, cuya región es fronteriza con China, Bhutan y Birmania, añadió: “Tengo una gran base teológica en mis estudios y es fácil hacerse escéptico sobre este tipo de cosas, pero la gente está abslutamente convencida de que han recibido la curación”.

Habló de un suceso a un hombre que renunció a un pasado gastado en perseguir a la Iglesia y se convirtió para casarse con una chica católica.

El obispo Kattrukudiyil dijo: “Tras hacerse católico al hombre se le pidió que fuera a rezar sobre un hombre paralítico. El no quería pero fue y rezó y al día siguiente el hombre se levantó y caminó hasta la iglesia. Estaba tan impresionado de esta experiencia milagrosa que empezó a ir a la iglesia y ahora es un miembro muy activo de la parroquia”.

Sin embargo, el obispo admitió que, mientras había oido muchos relatos de primera mano de esta clase, eran a menudo tratados con escepticismo cuando los contaba a otros.

Dijo: “cuando recuento estas historias a la gente en Europa y donde sea, dicen 'Oh obispo, usted nos está contando cuentos'”.

Pero describió cómo estas experiencias estaban profundizando la vida espiritual de la gente.

El obispo añadió: “Hay muchas historias [de curación] que me llegan que no puedo ignorar. Esta es la experiencia de una Iglesia muy joven, experimentando las misma gracia de la Iglesia de los tiempos apostólicos”.

El obispo Kattrukudiyil dijo: “El hecho de que mucha gente experimentó la curación orando a Jesús atrajo a mucha gente a la Iglesia en sus primeros días, y ellos consiguieron una especie de paz espiritual por pertenecer a la Iglesia”.

Añadió: “De su experiencia, señalan que cuando vinieron juntos y fueron a la casa de alguno que estaba enfermo y rezaron sobre el, el individuo experimentó la curación”. “La gente que ha estado sufriendo de varias enfermedades por largo tiempo fue curada, es realmente una experiencia de la primera Iglesia la que esta gente tuvo”.

Según el obispo, los cristianos se han multiplicado en Arunachal Pradesh en los últimos 35 años desde ningún fiel hasta un esperado 40% de la población total, cuando el resultado del censo de 2010 se publique.

El país estaba cerrado a los misioneros cristianos a causa de la restricción de entradas que permitían las leyes, que sólo fueron revocadas en los años 1990, pero la situación cambió cuando gente joven de Arunachal Pradesh quiso educarse en las escuelas católicas de la vecina Assam.

Algunos estudiantes de las escuelas católicas pidieron el bautismo, y con el permiso de sus padres, recibieron el sacramento antes de volver a sus aldeas, donde la fe se extendió.

Algunos de estos estudiantes fueron luego elegidos en puestos de gobierno y ayudaron a cambiar la situación.

Mientras en muchos lugares los nuevos católicos afrontaban palizas, quema de sus casas, la matanza de sus animales domésticos y la expulsión de sus trabajos o escuelas, gradualmente las cosas mejoraron y no se han registrado incidentes de persecución o acoso en los últimos veinte años.

El obispo Kattrukudiyil dijo: “Hoy la Iglesia no sólo es tolerada sino admirada por sus trabajos de desarrollo en educación y cuidados de salud”. “Los políticos aprovechan cada ocasión para solicitar a la Iglesia sus actividades filantrópicas”.

El obispo Kattrukudiyil agradeció a Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) por su colaboración en apoyar el crecimiento de la Iglesia mediante proyectos para construir un seminario menor, conventos y capillas así como a través de capacitación para catequistas y profesores.

Dijo: “AIN ayuda especialmente en la catequesis, formación, construcción de capillas, estas son las más iportantes áreas de nuestras actividades”. “Siempre sentimos que AIN está detrás de nosotros para ayudarnos en todo lo que necesitamos”.