India: una jornada nacional para conmemorar a los mártires de Orissa

En recuerdo de las persecuciones anticristianas de hace dos años 

| 2411 hits

BHOPAL, lunes 23 de agosto de 2010 (ZENIT.org).- Los cristianos en India conmemorarán este 29 de agosto la “Jornada nacional de los mártires indios”, según lo dio a conocer la comisión para el ecumenismo de la Conferencia Episcopal este país.

La jornada pretende recordar a los sacerdotes, religiosos y laicos que “han sacrificado la propia vida a causa de Cristo” y que constituyen “los mártires modernos” de la India según declaraciones citadas por la agencia Fides.

Los indios han elegido el último domingo de agosto para recordar a los cristianos masacrados en Orissa, a finales de agosto de 2008. La conmemoración busca también que los crímenes cometidos no se queden en la impunidad.

La propuesta de celebrar esta jornada ha encontrado un acuerdo unánime en todas las confesiones cristianas presentes en India. Según informó la comisión, se celebrará a nivel ecuménico, dando también mayor fuerza y visibilidad a la dimensión social y civil.

La comisión recordó que “los cristianos tienen un martiriologo común que incluye a todos los mártires del siglo XIX y el anterior”.

Monseñor Anil Joseph Thomas Couto, obispo de Jullundur y presidente de la Comisión para el ecumenismo, dijo en declaraciones citadas por L’ Osservatore romano que el martirio “es la más alta forma de amor. Estamos haciendo un esfuerzo por recordar cuántos han muerto en nombre del Señor Jesucristo”.

“Queremos confirmar y continuar a beneficio de las nuevas generaciones”, afirmó el prelado. “La Iglesia católica prevé un itinerario especial para declarar a una persona mártir, beato o santo. Nosotros hoy no queremos en algún modo sustituir este procedimiento”, advirtió el obispo “sino sólo recordar a quienes han testimoniado y dado su vida en nombre de Cristo, conservando y preservando el sufrimiento y el sacrificio como una herencia para las futuras generaciones”.

En ocasión de la jornada se ha realizado una campaña de movilización y sensibilización de todos los fieles cristianos en la India. Se están organizando momentos especiales de oración, jornadas de ayuno así como encuentros de reflexión y conmemoraciones públicas.

También se han realizado jornadas de donación de sangre en algunos hospitales, evocando la memoria de los cristianos asesinados en Orissa.

La violencia anticristiana en Orissa ha provocado la profanación y destrucción de unas 150 iglesias, el incendio intencionado de cerca de 4500 casas y daños a 13 escuelas cristianas. Cerca de 53.000 cristianos han quedado sin hogar.