Indicaciones de la Santa Sede al inicio de la visita apostólica a Irlanda

La primera fase se desarrollará en los próximos cinco meses

| 1768 hits


CIUDAD DEL VATICANO, viernes 12 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- La primera fase de la visita apostólica a Irlanda por los abusos sexuales de menores por parte de algunos miembros del clero consistirá en investigar las cuatro archidiócesis metropolitanas, los seminarios y las casas religiosas del país.

Esta fase se desarrollará en los próximos cinco meses y concluirá a finales de abril de 2011, indica un comunicado sobre el inicio de la visita difundido este viernes por la Oficina de Información de la Santa Sede.

El documento explica que la visita “verificará si existen relaciones recíprocas entre los diversos miembros de la Iglesia local, los seminarios y las comunidades religiosas, para apoyarlos en el camino de profunda renovación espiritual que ya está llevando a cabo la Iglesia en Irlanda”.

“También tiene el objetivo de verificar la eficacia de los procedimientos usados en el presente para responder a los casos de abusos y de las formas actuales de asistencia proporcionadas a las víctimas”.

“La visita no será una investigación sobre casos individuales de abuso, ni un proceso para juzgar acontecimientos del pasado”, explica el comunicado.

Tampoco “interferirá de ningún modo en la actividad ordinaria de las autoridades judiciales, ni en la actividad de las comisiones de investigación establecidas por el Parlamento irlandés” ni “en el trabajo de ninguna autoridad legislativa que tenga competencia en el ámbito de la prevención de los abusos de menores”.

Igualmente, “no pretende sustituir a la legítima autoridad de los obispos locales o de los superiores religiosos, que mantienen su propia responsabilidad en la gestión de los casos de abusos”, explica el documento vaticano.

El texto recuerda que el pasado 19 de marzo, tras un encuentro con los prelados irlandeses, el Papa envió una Carta a los católicos de Irlanda, en la que expresaba profundo dolor por los abusos y por la manera como se han afrontado en el pasado.

El Pontífice también anunciaba una visita apostólica a algunas diócesis, a los seminarios y a los institutos religiosos, para “ayudar a la Iglesia local en su camino de renovación”.

Visita a las archidiócesis metropolitanas

Los visitadores de las cuatro archidiócesis metropolitanas de Irlanda serán el cardenal Cormac Murphy-O’Connor, por Armagh; el cardenal Seán P. O’Malley, OFM Cap., por Dublín; monseñor Thomas C. Collins por Cashel and Emly; y monseñor Terrence T. Prendergast, SJ, por Tuam.

“Estarán disponibles para encontrarse con aquellos que han sido profundamente heridos por abusos y quieran reunirse y ser escuchados, empezando por las mismas víctimas y por sus familias”.

Éstas, añade, “serán recibidas de la misma manera paternal como el Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, en varias ocasiones, ha recibido y escuchado a los que han sufrido el terrible crimen del abuso”.

Los visitadores verificarán cómo están funcionando, y cómo pueden aplicarse mejor y mejorarse, las directrices del documento Safeguarding Children, Standards and Guidance Document for the Catholic Church in Ireland [Protección de la infancia, normas y documento guía para la Iglesia católica en Irlanda, n.d.r], encargado y realizado en febrero de 2009 por el Consejo nacional para la protección de los menores en la Iglesia católica.

“Si es posible, se recomienda que cada archidiócesis, haciendo suyos los sentimientos de penitencia expresados por el Santo Padre en su Carta, organice una celebración penitencial o cualquier otro encuentro similar, en presencia del visitador, con la aprobación del ordinario del lugar”, destaca el texto.

“Para facilitar el acceso a los que se quieran encontrar con ellos, cada archidiócesis comunicará la residencia de los respectivos visitadores”.

“De acuerdo con cada visitador, se comunicará su disponibilidad, los días en los que ya están ocupados y los todavía disponibles para reunirse con las distintas personas”.

Visita a los seminarios

El visitador apostólico para los seminarios irlandeses, prosigue el comunicado vaticano, es monseñor Timothy M. Dolan, arzobispo de Nueva York.

En esta tarea, será asistido por algunos clérigos aprobados por la Congregación para la Educación Católica, “cuya tarea principal será ayudar a conducir las entrevistas personales con cada uno de los seminaristas”.

Monseñor Dolan visitará cinco instituciones: el St. Patrick’s College de Maynooth, el Colegio Pontificio Irlandés de Roma, el Saint Malachy College de Belfast, el All Hallows College de Dublín y el Milltown Institute of Theology and Philosophy de Dublín (en éste último, la visita se referirá sólo a los programas académicos).

El visitador “examinará todos los aspectos de la formación sacerdotal” y “conducirá las entrevistas individuales con todos los miembros del equipo formativo, con todos los seminaristas y, donde sea posible, con las demás partes habitualmente implicadas en la vida del seminario”.

Podrá haber una entrevista privada también con “cada sacerdote que haya concluido los estudios en el seminario en los tres años precedentes”.

Visita a las casas religiosas

Como visitadores apostólicos de los institutos de vida consagrada y de las sociedades de vida apostólica con casas en Irlanda, han sido nombrados el hermano Sharon Holland, IHM; el padre Robert Maloney, CM; el hermano Máirin Mc Donagh, RJM y el padre Gero McLoughlin, SJ.

“La primera fase de esta visita consistirá en la respuesta a un cuestionario que busca informaciones sobre la implicación de los institutos en casos de abusos, la respuesta ofrecida a las víctimas y el cumplimiento de los protocolos”.

Los visitadores se reunirán seguidamente para valorar las respuestas al cuestionario y para enviar después las recomendaciones a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, para tratar los pasos sucesivos que se seguirán.

El documento indica: “Las Congregaciones para los Obispos, para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y para la Educación Católica, acuerdan con la Secretaría de Estado que la primera fase de la visita -la investigación de las cuatro archidiócesis metropolitanas, las casas religiosas y los seminarios- se complete si es posible en la Pascua de 2011”.

“En ese momento, los visitadores deberán presentar los resultados de sus investigaciones, de manera que puedan ser estudiadas durante el mes de mayo y se pueda debatir un plan para el futuro”, añade.

“Entonces la Santa Sede anunciará, con un próximo comunicado, los siguientes pasos que se darán”, explica el comunicado.

Y concluye: “Cuando la visita se complete, la Santa Sede, tras revisar todo el material presentado por los visitadores y ofrecer sugerencias para la renovación espiritual de las archidiócesis, los seminarios y las casas religiosas, hará público un resumen exhaustivo de los resultados de la visita”.