Indonesia: una manifestación bloquea la construcción de una iglesia

Los obispos denuncian revocaciones de permisos de construcción de centros de culto

| 1341 hits

YAKARTA, lunes 15 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- La manifestación de unos 150 musulmanes extremistas, en la aldea de Curug Mekar, en la provincia de Java Occidental, que protestaban contra el permiso de construcción de una iglesia protestante, ha llevado a las autoridades locales a revocar la autorización de construcción del centro de culto cristiano.

Según informó este viernes la agencia AsiaNews, el secretario ejecutivo del gobierno local, tranquilizó y alegró a los manifestantes afirmando que “es necesario revisar el proceso que llevó a la expedición del permiso de construcción”.

Según las autoridades locales, en este proceso, se habrían producido supuestas "irregularidades" en la recogida de las firmas, de residentes en la zona afectada por el proyecto, necesarias para la construcción del lugar de culto.

No es la primera vez que sucede una situación de este tipo. Anteriormente, por ejemplo, en la misma provincia aunque en la localidad de Purwakarta, una multitud de musulmanes extremistas había bloqueado la construcción de la iglesia católica de Santa María.

En esa ocasión, los obispos aseguraron que los fieles habían obtenido todos los permisos y denunciaron que las autoridades locales no protegen los derechos legítimos de las minorías.

Contra la revocación repetida y repentina de permisos de construcción, la Conferencia Episcopal de Indonesia ha elevado una protesta formal al Parlamento. Considera que está pendiente el respeto al derecho a disponer de lugares de culto.

A finales del año pasado, unos mil musulmanes asaltaron una iglesia católica que estaba casi acabándose de construir en la ciudad indonesia de Bekasi y provocaron graves daños al edificio.

Aunque no estaban claras las razones de aquel ataque, la coincidencia del asalto con el primer día del nuevo año islámico llevó a relacionarlo con las celebraciones de ese día, que, tradicionalmente, los musulmanes indonesios celebran corriendo a bordo de coches y motos.