Indulgencia plenaria en el día de los difuntos

Se puede aplicar sólo para las almas del purgatorio

| 4491 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 2 de noviembre de 2009 (ZENIT.org) En el día de difuntos, los fieles católicos que visiten piadosamente una iglesia u oratorio pueden aplicar indulgencia plenaria a las almas del purgatorio.

Dicha indulgencia podrá ganarse, o en el mismo día de difuntos, o con el consentimiento del obispo, el domingo anterior o posterior, o en la solemnidad de Todos los Santos. La indulgencia está incluida en la Constitución apostólica Indulgenciarum doctrina en la norma número 15.

Como indica el procedimiento para obtener cualquier indulgencia plenaria, es necesario rezar un Padre Nuestro, un credo, un avemaría y un Gloria por las intenciones del Santo Padre.

También debe realizarse la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice.

Con una sola confesión sacramental, pueden ganarse varias indulgencias plenarias; en cambio, con una sola comunión eucarística y una oración por las intenciones del Sumo Pontífice sólo se gana una indulgencia plenaria.

Las tres condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de la ejecución de la obra prescrita: pero conviene que la comunión y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice se realicen el mismo día en que se cumple la obra.

El fiel podrá rezar cualquier otra fórmula, según su piedad y devoción.

Más información

http://www.clerus.org/bibliaclerusonline/es/byf.htm