Informáticos de la Iglesia en Latinoamérica, evangelizadores con el «ratón»

| 474 hits

BOGOTA, 29 agosto (ZENIT.org).- Treinta técnicos informáticos provenientes de casi todas las Conferencias Episcopales de América Latina, además de España, participaron en un curso intensivo de tres semanas, orientado a darles formación en las áreas humana, espiritual y tecnológica. El Taller se desarrolló en Bogotá (Colombia), durante el pasado mes de julio, en el contexto de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL).



La Iglesia ha decidido desde hace años incorporar las nuevas tecnologías --en particular la informática-- como nuevo medio de comunicación, y la RIIAL es un espacio de coordinación y ayuda mutua entre las iniciativas que surgen en este campo.

La invitación a este Taller, cursada por el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), suscitó una respuesta entusiasta entre los episcopados del Continente, hasta el punto de que varios países solicitaron la admisión de más de un participante.

La importancia de este Taller ha consistido en la originalidad de su enfoque, netamente eclesial, pues es fruto de la experiencia de la RIIAL que utiliza ya desde hace años el instrumento informático como medio para la comunión y la evangelización. El Taller obtuvo una evaluación muy positiva de los participantes, y animó un espíritu de servicio a la labor pastoral de los obispos del continente. Tal servicio debe desarrollarse, con frecuencia, en lugares carentes de medios y escasa infraestructura.

Para una Iglesia que debe responder a situaciones tan desiguales, el Taller se orientó a que los técnicos se conviertan «proveedores de soluciones», capaces de usar con creatividad las diversas opciones que la tecnología va ofreciendo en cada momento. Esto significa relacionar acertadamente el binomio «necesidad-solución», de acuerdo con las posibilidades humanas, eclesiales y técnicas de cada lugar. La red de técnicos actúa, además, como espacio de mutua ayuda y diálogo, en un espíritu de comunicación cristiana de bienes que favorece entre ellos el intercambio de sus hallazgos.

Los contenidos y la metodología seguidos en esta experiencia formativa serán el punto de partida de una serie de cursos que el ITEPAL proyecta desarrollar en el área de informática al servicio de las Iglesias locales latinoamericanas, pero no sólo esto: también es ya fuente de inspiración para algunas Conferencias Episcopales europeas que desean realizar análogos Talleres para formar a sus propios técnicos informáticos.