Inglaterra: Dos niñas mellizas vendidas por Internet

Empresas en la red sirven de mediadoras

| 585 hits

LONDRES, 16 enero 2001 (ZENIT.org).- Internet se ha convertido en la plataforma de venta de dos niñas, mellizas, cuya madre quería deshacerse de ellas.



Belinda y Kimlerley, de seis meses de edad, fueron vendidas dos veces por Internet y llevadas al Reino Unido desde Estados Unidos. Las pequeñas están ahora bajo el cuidado de sus últimos «compradores», Alan y Judith Kilshaw, en el norte de Gales.

Se trata de una historia complicada. Las mellizas fueron vendidas primero por su madre, Tranda Wecker, de 25 años, a un matrimonio de California, Richard y Vickie Allen, quienes pagaron 6.400 dólares por ellas. Este matrimonio contactó con Wecker a través de un empresa de Internet denominada «Caring Heart Adoption».

Sin embargo, dos meses después de que las pequeñas estuvieran con el matrimonio Allen, la madre cambió de opinión y se llevó otra vez a las niñas con el pretexto de que quería estar un tiempo con ellas antes de entregarlas para su adopción definitiva.

Entonces, Wecker aprovechó ese período de tiempo para obtener una mayor suma de dinero y ofreció las mellizas, por intermedio de la citada empresa por Internet, a un matrimonio de Gales, que pagó por ellas unos 13.120 dólares.

Los Kilshaw tuvieron un primer contacto telefónico con la madre, en el que se acordó la cifra de compra, pero no conoció a las niñas hasta el día de su entrega. Esta entrega se realizó en una sala de un hotel de California, donde se presentó el hermano de la madre adoptiva que primero compró a las niñas. Finalmente, los Killshaw se
llevaron a la niña a Inglaterra, el pasado 30 de diciembre.

El caso está denunciado en el FBI por el matrimonio Allen, que sólo podrá recuperar las niñas que «compró» si logra demostrar ante los jueces de un tribunal inglés que las dos pequeñas han sido raptadas.