Inicia el proceso romano de beatificación del padre Morales

Promotor de la santificación de los laicos, especialmente de los jóvenes

| 1080 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 7 junio 2007 (ZENIT.org).- El 6 de junio se ha incoado la etapa romana del proceso de beatificación del padre Tomas Morales S.I. (1908-1994), dos meses después de la clausura de la fase diocesana del proceso en Madrid (18 marzo 2007).



Después de depositar los documentos y abrir las arcas llegadas de Madrid en la Congregación para la Causa de los Santos, la familia espiritual nacida entorno a este fundador celebró una misa en la Curia Generalicia de la Compañía de Jesús, junto al Vaticano.

La vocación fundamental de este jesuita en fase de beatificación fue promover la misión de los laicos en la Iglesia. Fundó dos institutos seculares, los Cruzados de Santa Maria, las Cruzadas de Santa Maria, y el movimiento apostólico juvenil Milicia de Santa Maria, así como el movimiento familiar Hogares de Santa Maria. También había fundado el Hogar del Empleado.

En la celebración eucarística de acción de gracias, los miembros de los institutos fundados por este sacerdote pusieron de relieve su devoción mariana, así como su conciencia de la importancia del sacramento del Bautismo y de la vocación de los laicos en la misión evangelizadora de la Iglesia.

En la homilía, el padre Jesús López Gay S.I., profesor de la Universidad Pontificia Gregoriana, recordó su amistad con el padre Morales, destacando en particular su «gran devoción mariana» y su «sentido eclesial cuyas raíces se encuentran en los ejercicios espirituales de san Ignacio».

El celebrante resaltó el «amor entusiasta por la Iglesia» del padre Morales y su actitud para «no pararse nunca ante el sufrimiento».

En declaraciones a Zenit, la directora general de las Cruzadas de Santa Maria, Lydia Jiménez, expresó su «alegría enorme» y su «gratitud al Señor» al ver cómo la Iglesia reconoce las virtudes heroicas del padre Morales», calificado como «precursor del Concilio Vaticano II» y «profeta de nuestro tiempo».

Para Lydia Jiménez, que conoció en vida al padre Morales, la fuerza de su testimonio radica en «la conciencia que tenía de la importancia del bautismo y del dinamismo misionero que éste implica para los laicos».

Las personas que reciban gracias por su intercesión se pueden poner en contacto con la postulación de su causa a través del correo electrónico: padremorales@planalfa.es