Inicia la misa de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II

En el día de la Divina Misericordia, y ante cientos de miles de personas, en San Pedro se vive el día de los 'cuatro papas'

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1016 hits

Roma vive hoy una jornada única. Cientos de miles de personas de todas las partes del mundo se han dado cita este domingo 27 de abril para ser testigos de la canonización de dos grandes papas de la historia contemporánea: papa Roncalli y papa Wojtyla que hoy pasarán a ser san Juan XXIII y Juan Pablo II.

La vista aérea de la plaza de San Pedro permite entender la magnitud de este evento. La gran multitud que desde la noche del sábado esperaba para entrar en la plaza deja ver la magnitud del acontecimiento que hoy vive la Iglesia.

Banderas ondeaban desde todos los rincones del centro de la ciudad y muchos llevaban consigo imágenes de los pontífices que serán canonizados hoy. En pañoletas, en carteles, en la camiseta o incluso algunas peregrinas africanas llevaban unos trajes típicos con las caras de los dos papas. Cualquier lugar es bueno para mostrar la cercanía y el afecto por los futuros santos.

Son 120 las delegaciones procedentes de todo el mundo que han querido participar también de este liturgia. 24 entre jefes de Estado y reyes, 10 jefes de gobierno.

Y para el buen funcionamiento y desarrollo de la jornada, 26 voluntarios están pendientes de cada detalle, así como las 10.000 personas de las fuerzas del orden, 16 puntos médicos y 77 ambulancias disponibles para cualquier necesidad.

La Misa presidida por el Papa Francisco en la plaza de San Pedro ha dado inicio a las 10.00. Y a las 9.30 ha hecho su llegada a la plaza una de las presencias más esperadas entre los fieles, el papa emérito, Benedicto XVI ha llegado acompañado por monseñor Ganswein, su secretario y prefecto de la Casa Pontificia. El papa emérito se ha colocado a la izquierda del altar para concelebrar la eucaristía. A la llegada de papa Francisco a la plaza, se ha dirigido hacia él y se han saludado con afecto.

A las 9.00 se ha iniciado con la oración de la Coronilla de la Divina Misericordia. A las 9.30 se ha continuado con cantos en espera de que comience la eucaristía. Todo ello animado de los coros de la diócesis de Roma, Cravocia y Bérgamo, además del habitual coro en las celebraciones vaticanas, el Coro de la Capilla Sixtina.

La misa ha iniciado con el canto de las letanías de los santos, habitual en las canonizaciones como un signo de "ponernos en las manos de los santos". La celebración eucarística es presidida por el Santo Padre y concelebrada por unos 130-150 cardenales y unos 1000 obispos, todos ellos a la izquierda del altar. También en ese área pero más abajo en el Sagrado, estarán unos 6.000 sacerdotes. Además,  en el altar han concelebrado junto al Papa 5 el cardenal Vallini -vicario de Roma-, el cardenal Stanisław Dziwisz -arzobispo de Cracovia y secretario personal de Juan Pablo II, monseñor Francesco Beschi -obispo de Bergamo-, el cardenal Sodano y el cardenal Re.

Una leve lluvia ha comenzado a caer esta mañana poco antes de iniciar la celebración eucarística, lo que no parece que sea impedimento para que los fieles vivan con intensidad la ceremonia.