Iniciativa de arzobispo indio: «Via Crucis», de San Josemaría Escrivá, se publica en Malayalam

El sacerdote español fundó el Opus Dei

| 1085 hits

NUEVA DELHI/KOTTAYAM, viernes, 24 febrero 2006 (ZENIT.org).- Con el respaldo del arzobispo Kuriakose Kunnacherry --emérito de Kottayam (archieparquía de rito siro-malabar en el Estado indio de Kerala)--, «Via Crucis», un libro póstumo fruto de la oración personal de San Josemaría Escrivá –sacerdote español fundador del Opus Dei— ha sido publicado en la lengua Malayalam.



La Conferencia de los Obispos Católicos de La India (CBCI) –que reúne a los prelados de rito siro-malabar, siro-malankar y latino— se hizo eco el miércoles de la noticia, el mismo día en que la Oficina de Información del Opus Dei recordaba que se cumplía el 25º aniversario de la publicación del volumen.

«Mi interés por el Opus Dei me llevó a leer todas las obras de San Josemaría Escrivá publicadas», admitió el arzobispo Kuriakose Kunnacherry.

«En Cuaresma usé el “Via Crucis” de este santo para mi devoción privada. Por el beneficio de los fieles que hablan Malayalam, logré su traducción de manos del Dr. Deepa, miembro de la congregación diocesana de St. Joseph», explicó, según recoge la CBCI.

La lengua Malayalam pertenece al grupo meridional de lenguas dravídicas. Se habla en el Estado de Kerala, donde goza de rango oficial –igual que en la Constitución india--. Su cifra de hablantes ronda los 30 millones.

El libro se lanzó el pasado 14 de enero, con ocasión de la toma de posesión del arzobispo Mathew Moolakkatt OSB de la archieparquía de Kottayam (www.kottayamad.org). El cardenal Varkey Vithayathil, arzobispo mayor de la Iglesia siro-malabar, hizo público el volumen. Unos 40 obispos estuvieron presentes por la ocasión.

El libro «Via Crucis» consta de breves comentarios a las catorce estaciones del camino de Jesús al Calvario.

La primera edición de «Via Crucis» apareció en 1981. Desde entonces se han publicado más de 400.000 ejemplares en 19 idiomas, a los que se suma desde el mes pasado el Malayalam.

«Como fruto de su contemplación de las escenas del Calvario, el fundador del Opus Dei preparó este Vía Crucis. Era su deseo que sirviese de ayuda para meditar la Pasión de Jesús», explicaba su sucesor, monseñor Álvaro del Portillo, en el prólogo de la primera edición del libro.

Esta obra póstuma de San Josemaría Escrivá, como otras anteriores, «fue preparada para ayudar a hacer oración (...)», para lo cual se incorporaron «como puntos de meditación, palabras de monseñor Escrivá de Balaguer, recogidas de sus predicaciones, de su conversación, de aquel afán suyo por hablar sólo de Dios y nada más que de Dios», recalcaba el fallecido prelado.

El Opus Dei (www.opusdei.org) es una Prelatura personal de la Iglesia católica cuya finalidad es contribuir a la misión evangelizadora de ésta promoviendo entre fieles cristianos de toda condición una vida plenamente coherente con la fe en las circunstancias ordinarias de la existencia humana y especialmente a través de la santificación del trabajo.

Fue fundado en 1928 en Madrid (España). Josemaría Escrivá de Balaguer (1902-1975) fue beatificado por Juan Pablo II en 1992 y canonizado a los diez años.

Las obras del fundador de la Obra y la fecha de su primera publicación son «Santo Rosario» (1934), «Camino» (1939), «La Abadesa de las Huelgas» (1944), «Conversaciones con Monseñor Escrivá de Balaguer» (1968), «Es Cristo que pasa» (1973), «Amigos de Dios» (1977), «Via Crucis» (1981), «Surco» (1986), «Forja» (1987). Otros escritos del sacerdote español se encuentran recogidos en diversas obras.

El texto de las obras de San Josemaría puede leerse on-line en castellano, inglés, francés, italiano, ruso, alemán, holandés, polaco, portugués y sueco en el enlace escrivaobras.org.