Instituto Superior de Liturgia de Barcelona cumplió 25 años de creación

Se destacó su aporte e influencia en el mundo

| 941 hits

BARCELONA, Domingo 13 mayo 2012 (ZENIT.org).- Este viernes 11 de mayo se celebró en el Aula Magna del Seminario Conciliar de Barcelona, el acto conmemorativo de los 25 años del Institut Superior de Liturgia de Barcelona (ISLB) bajo la presidencia del Gran Canciller de la Facultat de Teologia de Catalunya y presidente del Instituto, el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martinez Sistach.

Después de la oración de Tercia y una breve presentación del doctor Jaume González Padrós, actual director del ISLB, han habido varias intervenciones. El obispo auxiliar emérito de Barcelona, fundador y primer director del ISLB en 1986, doctor Pere Tena Garriga, hizo una reseña histórica de los primeros pasos del ISLB. El responsable del Departamento de Liturgia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y arzobispo metropolitano de Puebla (México), doctor Víctor Sánchez Espinosa, ha valorado muy positivamente la influencia del ISLB en tantos sacerdotes y religiosos de América Latina que han pasado por sus aulas en los últimos años. También se ha comprometido a seguir promoviendo en los próximos años la matriculación de nuevos estudiantes en el ISLB.

Tras la interpretación musical de la Capella Sacra de la Facultat, el prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cardenal Antonio Cañizares Llovera, ha destacado la importante contribución del ISLB para la promoción litúrgica en sintonía con el pensamiento litúrgico del papa Benedicto XVI.

Finalmente, el cardenal Martínez Sistach ha clausurado los actos conmemorativos, dando las gracias a todos los que han dirigido el ISLB en estos 25 años, destacando las dimensión supradiocesana y supracontinental del Instituto Superior de Liturgia, adscrito a la Facultat de Teologia de Catalunya. Ha dado gracias por el pasado y el presente, y tomando como referencia el lema contenido en el logotipo del ISLB, ha invitado a proyectar el futuro del Instituto en actitud de docibiles Dei (Jn. 6, 45).