Instruir a los niños iniciando con programas de formación para los papás

La fundación Sembrar explica su sistema de adopción a distancia en Ecuador

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 858 hits

La Fundación Sembrar, contraparte local de la fundación italiana AVSI, expuso en la reunión de Cor Unum que se realizó en Roma la semana pasada, el sistema de adopción a distancia, que incluye la formación de los papás como primer paso para instrucción de los niños.

ZENIT entrevistó a Diana Amparo Espinoza dirigente de la Fundación Sembrar, que explica su trabajo, en la entrevista que les proponemos a continuación.

¿Cómo funcionan las adopciones a distancia?

--Diana Espinoza: El sistema es adopción a distancia de niños ecuatorianos si bien trabajamos más con las familias y con los papás que con los niños. En AEDI Acción Educativa Integrada tenemos a ochocientos niños cada uno de los cuales apoyado por un sostenedor italiano. Se hacen temas de formación con los padres para que sepan como tienen que estimular a sus hijos, de manera que tomen conciencia de que los primeros educadores son ellos. El objetivo de ofrecer a las familias un apoyo integral que incluya todos los aspectos del ser humano

¿De qué edad son los niños?

--Diana Espinoza: Desde cero meses a tres años los de pre escolar, porque los primeros años son muy importantes para la formación de la personalidad del niño. El niño es sostenido desde que nace y hasta 18 años.

¿Y los de secundaria?

--Diana Espinoza: Son varias modalidades: el área niñez y familia, para el nivel escolar y pre escolar, destinado a niños de hasta octava de básica. Después está el área juventud y aprendimiento, que son jóvenes que cursan la secundaria, con la posibilidad de aprender actividades productivas para quienes han tenido deserción escolar, o se una oportunidad de cursar en talleres para ingresar en el mercado laboral.

Explíqueme mejor lo de los talleres...

--Diana Espinoza: Tenemos desde julio de 2011 el centro juvenil Luigi Giusani, para manualidades, pintura en tela, etc. En estos se llevan a cabo programas enfocados en educación, salud, habitabilidad básica y formación técnico-profesional. Está abierto principalmente para ellos. Tenemos también grupos de madres adolescentes, niñas que son madres y tienen niños. Ellas no tienen la posibilidad de realizar estudios secundarios, por lo que se les ofrece cursos de formación como de costura y cocina, de manera que puedan insertarse en el mercado laboral y por lo tanto mantener a sus hijos.

¿Cuántos son las adopciones a distancia que gestionan?

--Diana Espinoza: Tenemos unos 800 niños, de los cuales 730 de edad pre y escolar y 70 jóvenes. Muchas veces los niños vienen de hogares disfuncionales.

¿Quienes adoptan a estos niños?

Las adopciones son casi todas hechas por italianos. La crisis ha sido un problema para el proyecto, si bien ahora existe la posibilidad de mantener un niño entre tres familias con cien euros cada una.

Los sostenedores dan anualmente una colaboración económica de unos 300 euros, lo que permite sostener a un niño ecuatoriano en su educación.

¿Cómo nace la Fundación Sembrar?

--Diana Espinoza: La Fundación Sembrar es una organización ecuatoriana sin fines de lucro fundada en Quito en 1998. Su objetivo es encontrar soluciones a los problemas estructurales de la pobreza en el país impulsando ideas para el desarrollo.

Los principios de la Fundación Sembrar:

Sembrar busca promover la dignidad de la persona, haciendo énfasis en la educación y basándose en la cooperación, siguiendo la enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia. De esta forma, el método de trabajo se basa en 5 valores básicos:

Centralidad de la persona: se debe compartir con ella sus necesidades, entenderla como un ser único que persigue un destino personal, comprendiendo su relación con su familia y sociedad, sin reducirla a una categoría o posición social.

Partir de lo positivo: un enfoque positivo ayuda a la persona a entender su propio valor y la riqueza que representan tanto ella como su comunidad, así se inicia un trabajo enfocado más en los recursos existentes que en las necesidades.

Hacer con: consiste en trabajar junto a las personas, es decir, ser parte de una relación con la gente a la cual está destinado el proyecto, que se construye conjuntamente con ellos.

Desarrollo de cuerpos intermedios y subsidiarios: actuar en el desarrollo social significa también favorecer la capacidad asociativa, valorizar y estimular la formación de cuerpos sociales intermedios y una red social que participe y se haga responsable.

Partenariado: debe existir una colaboración entre todas las entidades participantes, ya sean públicas o privadas para de esta forma optimizar el uso de los recursos disponibles.