Intenciones de oración del Papa para el mes de febrero

El Santo Padre pide rezar por la misión evangelizadora y las personas mayores

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1135 hits

La intención universal del apostolado de la oración del Santo Padre para el mes de febrero de 2014 es “Para que la sabiduría y la experiencia de las personas mayores sean reconocidas en la Iglesia y en la sociedad”.

Por otro lado, su intención evangelizadora es “Para que sacerdotes, religiosos y laicos colaboren generosamente en la misión de evangelización”.

Desde el inicio de su pontificado, el papa Francisco ha insistido en multitud de ocasiones que los ancianos son "el tesoro de la sociedad".

"Un pueblo que no respeta a los abuelos es un pueblo sin memoria y por tanto sin futuro", dijo en la homilía de Santa Marta el 19 de noviembre de 2013. Explicando que "los ancianos son los que nos traen la historia, nos traen la doctrina, nos traen la fe y nos la dejen en herencia. Son los que, como el buen vino envejecido, tienen esta fuerza dentro para darnos una herencia noble".

Del mismo modo, el Santo Padre ha advertido sobre el riesgo de excluirlos en la sociedad.

Lo explicó en Río de Janeiro en la catedral, en el encuentro con los jóvenes argentinos, hablando de la excusión de los dos "polos de la vida que son las promesas de los pueblos", los ancianos y los jóvenes.  "Exclusión de los ancianos, por supuesto, porque uno podría pensar que podría haber una especie de eutanasia escondida; es decir, no se cuida a los ancianos; pero también está la eutanasia cultural: no se les deja hablar, no se les deja actuar", dijo Francisco. Pidiendo a los ancianos que "no claudiquen de ser la reserva cultural de nuestro pueblo que trasmite la justicia, que trasmite la historia, que trasmite los valores, que trasmite la memoria del pueblo".

Y insistió de nuevo sobre esto en el Ángelus del 29 de diciembre. Habló de "exiliados escondidos", dentro de las propias familias. "Los ancianos, por ejemplo, que a veces son tratados como un estorbo. Muchas veces pienso que un signo para saber cómo van las cosas en una familia es ver cómo son tratados los niños y los ancianos".