IOR informa sobre los progresos cumplidos en transparencia

El Instituto para las Obras de Religión hace público un informe sobre los avances de la reforma

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 454 hits

En un comunicado de prensa publicado en la web del IOR, explican que  el informe recibido por el Consejo de Superintendencia del Instituto para las Obras de Religión (IOR) sobre el estado de avance del proceso de la reforma a realizar, contempla informaciones actualizadas "sobre la aplicación de las reformas y mejoras que se han introducido en el primer trimestre de 2013 con el fin de adoptar un práctica de gestión orientada a los riesgos y la legislación vigente para alinear el Instituto del Vaticano en la lucha contra el lavado de dinero".

"En cuanto instituto de la Iglesia, tenemos la gran responsabilidad de estar en línea con las normas de altura de las cuales, justamente, se espera sean cumplidas por nuestra parte. Hemos trabajado muy duro para mejorar el cumplimiento, la transparencia y los procesos internos al Instituto y aunque todavía queda mucho por hacer en términos de implementación, no hay duda de que nos estamos moviendo en el buen camino y que hemos cumplido progresos significativos", afirma el presidente Ernst von Freyberg.

En el primer trimestre del 2013, el Consejo de Superintendencia y la Dirección del Instituto han decidido examinar escrupulosamente y modificar el conjunto de los procedimientos relativos a la lucha contra el lavado de dinero y para mejorar la transparencia. Comenzando por los progresos conseguidos en tal sentido a partir de la actuación del relativo cuerpo de norma en el 2010, el IOR se ha acogido a la ayuda de grupos de interés externos para acelerar la ejecución de todo el proceso, en nueve líneas de acción.

Se ha adaptado una ampliación del Manual para la lucha contra el lavado de dinero sobre la base de una valoración general de las prácticas ya existentes, el IOR ha revisado y ampliado en medida sustancial el manual de procedimiento de lucha contra el blanqueo de dinero, cuya versión más reciente fue presentado al AIF al finales de 2013.

Asimismo se han potenciado los sistemas informáticos sobre la base de la valoración de los sistemas software y de la supervisión de las transacciones así como nuevos requisitos legales, el IOR ha aprobado un plan trienal para el desarrollo de estructuras informáticas e inversiones relativas. Además el Instituto ha implementado una aplicación basada sobre los datos de los clientes - ya sean tanto personas físicas o jurídicas - y un sistema automatizado de clasificación interna de los clientes, ambos en fase de desarrollo.

En tercer lugar verifica los datos de los cliente sobre la base de un proceso preliminar de verificación de la base de datos de los clientes, sobre la base de un proceso previo de verificación de la base de datos de sus clientes, que concluyó en diciembre de 2012, y sobre la base de los requisitos de los datos de plantilla relevantes presentados en el primer trimestre de 2013, el IOR ha iniciado un examen sistemático del archivo cliente para identificar cualquier información que falte o esté incompleta.

Como cuarta medida, el examen forense de las transacciones. Contextualmente al proceso de verificación de los datos de los cliente, el IOR ha conducido un examen forense de las transacciones para la investigación de los sospechosos y verificar la exactitud de la lista de clientes IOR.

Como otra medida se incluye el plan obligatorio de formación del personal. Durante el 2013 el IOR ha diseñado y ofrecido a todo el personal una plan obligatorio de formación general  y especializada en el campo de la lucha contra el blanqueo de dinero con el fin de alcanzar y mantener un nivel adecuado de formación y preparación del personal y garantizar el 'cumplimiento absoluto por parte del personal de todas las obligaciones indicadas en el manual del IOR'.

Además, como parte de la reorganización del gobierno, el Consejo de Superintendencia ha nombrado un Chief Risk Officer a nivel de directivo, cuya tarea específica es centrarse en el cumplimiento y la presentación de informes.

Otra línea de acción ha sido el desarrollo de las relaciones con las bancas correspondientes. El IOR mantiene relaciones con cerca de 35 bancas de todo el mundo. Gracias a esta red, el IOR es capaz de ofrecer servicios de pago globales, en particular a sus clientes institucionales, que suponen la parte más amplia del patrimonio depositado en el Instituto.

Por otro lado, en los últimos meses el IOR ha iniciado una obra sistemática de optimización de la gestión del riesgo financiero. Entre las intervenciones figuran la cuantificación de la adecuación patrimonial, la definición de un nuevo procedimiento de "escalation" para monitorear los límites financieros y la implementación de indicadores para medir el riesgo de mercado.

Finalmente, con el fin de poder ofrecer a la Iglesia, a sus clientes, a los bancos y a la opinión pública información sobre los hechos públicos del Instituto, sus servicios y sus principios de funcionamiento y su gobierno, el 1 de octubre de 2013, el IOR ha publicado por primera vez un informe anual, tras el lanzamiento de la página web www.ior.va del Instituto el 31 de julio de 2013. El IOR publicará su Informe Anual en torno a la mitad del 2014.

El Instituto para las Obras de Religión fue fundado en 1942 por decreto papal. Es una institución nacida para servir en todo al mundo a la Santa Sede y sus cliente unidos a la Iglesia Católica.

El objetivo del IOR está establecido por su Estatuto, modificado por el papa Juan Pablo II en 1990, y de las normas vinculadas. Consiste en "proporcionar a la custodia y a la administración de los bienes transferidos o confiados al mismo Instituto por personas físicas o jurídicas y destinados a obras de religión y caridad. El Instituto puede aceptar depósitos de bienes por parte de entes y personas de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano".

El IOR se esfuerza por servir la misión global de la Iglesia Católica protegiendo y haciendo crecer el patrimonio y asegurando el suministro de servicios de pago en todo el mundo a la Santa Sede, a las entidades relacionadas, a las órdenes religiosas, a las otras instituciones católicas, al clero, a los trabajadores de la Santa Sede y a los cuerpos diplomáticos acreditados.

El Instituto para las Obras de Religión publicó en internet por primera vez su reporte anual el pasado mes de octubre. El documento del Instituto erróneamente conocido como 'el banco del Vaticano', indica los movimientos en el 2012, de los cuales emerge que el IOR tuvo un útil neto de 86,6 millones de euros, lo que ha permitido destinar 54,7 millones de euros al presupuesto de la Santa Sede. El informe anual no es una novedad, en cambio sí, su publicación abierta a todo el público.

Para más información www.ior.va