Irak. El arzobispo de Mosul: 'los milicianos controlan la ciudad'

Considera un misterio como el ejército y la policía hayan cedido inmediatamente al ataque

Roma, (Zenit.org) Redacción | 531 hits

El arzobispo caldeo de Mosul, Amel Shamon Nona indicó que “Ahora en Mosul los milicianos yihadistas controlan la ciudad y la situación está en calma. Pero no sabemos quienes son y lo que quieren hacer”. Lo hizo en una comunicación publicada ayer por la agencia Fides, comentando lo que se vive en la segunda ciudad más grande de Irak y precisando que la gran mayoría de las 1.200 familias cristianas han abandonado la urbe y qye el arzobispo caldeo y sus sacerdotes encontraron refugio en los pueblos de la llanura de Nínive como Kramles y Tilkif, a unas pocas decenas de kilómetros de Mosul. 


La ciudad de Mosul ha sido conquistada por la milicia del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL), la facción yihadista que actúa también en el conflicto sirio, que ha puesto en fuga a unas 500 mil personas y que desde este miércoles  dirige su ofensiva en la provincia petrolera de Kirkuk y en Salahedín.

Entretanto el arzobispo ha desmentido los rumores de ataques a los templos católicos por parte de los rebeldes. “Nuestra iglesia dedicada al Espíritu Santo” refiere a la Agencia Fides el arzobispo, “fue saqueado por bandas de ladrones ayer y antes de ayer, mientras que la ciudad era tomada por ISIL. Pero las familias musulmanas que viven en los alrededores han llamado a los militantes islamistas, que han intervenido, poniendo fin a los saqueos. Las mismas familias musulmanas nos han llamado por teléfono para hacernos saber que ahora ellos vigilan la iglesia, y que no van a volver los chacales”.

Precisó también que una iglesia armenia en construcción ha sufrido daños estructurales por encontrarse junto a una base del ejército atacada por los yihadistas. Las milicias por su parte han manifestado la intención de mantener el orden público bajo un estricto control.

El arzobispo Nona, no confirma los rumores sobre la supuesta imposición del velo islámico a las mujeres cristianas por parte de los yihadistas, y señala que los cristianos que se han quedado en Mosul, encerrados en sus propios hogares son en su mayoría personas de edad avanzada que no han podido escapar debido a la edad y las condiciones de salud.

También señala que, “entre los cientos de miles de residentes que han huido de Mosul, la gran mayoría son musulmanes. 


Las preguntas de Mons. Nona se centran sobre todo debido a la facilidad con la que ha cedido el ejército y las fuerzas policiales iraquíes ante la llegada de los islamistas: "Lo que ha pasado es un misterio. No se sabe exactamente cómo es que tantos soldados y policías han abandonado la ciudad en menos de una hora, dejando las armas y medios de transporte. Todo esto plantea muchos interrogantes”.


La iglesia caldea de Mosul, dedicada al Espíritu Santo es la misma en la que el 3 de junio de 2007 fue asesinado junto con tres diáconos el Padre Ragheed Ganni. Siempre allí fue secuestrado el arzobispo Paulos Faraj Rahho, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el 13 de marzo de 2008.