Irlanda mantiene sus críticas al Vaticano por el Informe Cloyne

Dice que espera que se haya aprendido la lección

| 1620 hits

DUBLIN, viernes 9 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- El gobierno de Irlanda ha agradecido al Vaticano su respuesta al informe Cloyne, pero mantiene la crítica a la carta de 1997 en la que el Vaticano daba un pretexto a los sacerdotes para cubrir las acusaciones de abuso sexual.

En una breve declaración publicada el 8 de septiembre, el gobierno de Irlanda dijo: “acogemos con satisfacción la declaración de respuesta en la que la Santa Sede afirma estar arrepentida y avergonzada por los terribles sufrimientos que han sufrido las víctimas de los abusos y sus familias”.

El informe Cloyne, que consta de 400 páginas y que fue publicado el pasado julio, afirmaba que monseñor John Magee de Coyne, que renunció en 2010, ignoró las directrices para la protección de los niños de 1996, establecidas por la Conferencia Episcopal de Irlanda y que no denunció a la policía al menos 9 de los 15 casos de abusos sexuales que se produjeron en ese periodo.

Incluso afirma que la “reacción del Vaticano” a los esfuerzos de los obispos irlandeses de responder a las acusaciones de abusos sexuales “no ayudó a los obispos que querían implementar los procedimientos acordados”.

El informe citó la carta de 1997 enviada a la Conferencia Episcopal Irlandesa por el entonces nuncio monseñor Luciano Storero (1926-2000), quien afirmó que la Congregación para el Clero consideraba las directrices para la protección de los niños destacadas en “Child Sexual Abuse: Framework for a Church Response” (Abuso sexual a los niños: Acuerdo para la respuesta de la Iglesia), un “mero documento de estudio” y que contenía “procedimientos y disciplinas”, es decir lo que se conoce como la notificación obligatoria, “que parecían contrarias a la disciplina canónica”.

El Vaticano respondió que la carta ofrecía consejos sobre el desarrollo de un documento y que la Iglesia tenía una larga historia donde había reiterado muchas veces la importancia de denunciar los casos de abusos sexuales a las autoridades

“Habiendo considerado cuidadosamente el Informe Cloyne y la respuesta de la Santa Sede”, afirma la declaración, “el gobierno de Irlanda mantiene la opinión de que el contenido de la carta confidencial de 1997 […] dio un pretexto a algunos miembros del clero para evadir la total cooperación con las autoridades civiles irlandesas con respecto al abuso de menores. Este es un tema de gran preocupación para el gobierno irlandés”.

“La esperanza del gobierno de Irlanda es que, a pesar de nuestras grandes diferencias, se hayan aprendido las lecciones de los errores pasados”, continúa el texto. A este respecto, el gobierno acoge con satisfacción el compromiso, expresado por la respuesta de la Santa Sede en las observaciones finales, de un diálogo constructivo y de cooperación con el gobierno.

“Agradeciendo este compromiso, el gobierno espera la total cooperación con la Santa Sede, la Iglesia Católica en Irlanda, así como de otros organismos relevantes con el fin de asegurar que Irlanda tenga una sociedad completamente segura para los niños y los menores y que todas las personas con responsabilidades en el bienestar y cuidado de los niños en este país están sujetas totalmente a las leyes y procedimientos irlandeses”.

--- --- ---

En la web de ZENIT:

Texto completo de la respuesta de Irlanda: www.zenit.org/article-33387?l=english

Texto completo completo de la respuesta del Vaticano: www.zenit.org/article-33352?l=english.