Irlanda: obispos y manifestantes se movilizan por el derecho a la vida

Documento del episcopado irlandés a favor de la vida desde el momento de la concepción

Roma, (Zenit.org) Redacción | 626 hits

Los obispos irlandeses se movilizan contra la legalización del aborto. "La vida humana debe ser respetada y protegida de forma absoluta desde el momento de la concepción". Por eso, los obispos irlandeses han publicado una declaración a favor de la vida. En ella afirman que "el Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Él vino para que tengamos vida y la tengamos en abundancia (Jn 10,10). El Evangelio nos desafía a trabajar por un mundo en el que se respeten la dignidad y la belleza de cada vida humana".

Del mismo modo recuerda que "el derecho a la vida es fundamental respecto a todos los derechos, porque es el fundamento de todos los demás derechos. Ningún individuo tiene derecho a destruir la vida y ningún Estado tiene el derecho de vulnerar el derecho a la vida."

Tal y como señalan los obispos irlandeses en su declaración, el gobierno irlandés está proponiendo una legislación sobre el aborto que supone un cambio profundo en la cultura de la práctica médica en Irlanda. Por primera vez se promulgó una legislación permitiendo la eliminación deliberada e intencional de un niño no nacido. "Esto representa un cambio radical. Todos los ciudadanos, no sólo a las personas de fe, deben estar muy preocupados", advierten los obispos.  También valoran en la declaración escrita, el papel del personal sanitario, que ha ayudado a posicionar a Irlanda como uno de los países más seguros del mundo para las madres y sus bebés durante el embarazo.

El proyecto de ley que acordó en abril el Gobierno de Enda Kenny en Irlanda, permite que las mujeres cuya vida corra peligro o que sean propensas al suicidio puedan abortar. Esta propuesta desembocó en las últimas semanas en protestas multitudinarias. " La legalización de la destrucción directa e intencional de la vida de un bebé antes de nacer no puede ser descrito como "salva-vidas", afirman en el comunicado.

Sobre la propuesta de esta ley, reconcen que "como hemos aprendido de otros países, la legislación abre la puerta a la cada vez más amplia disponibilidad del aborto".

Mencionando la libertad de conciencia, los obispos irlandeses añaden que "es un derecho humano fundamental. Un Estado que aprecia verdaderamente la libertad respeta la conciencia de sus ciudadanos, incluyendo sus representantes públicos, por un valor humano tan importante como el derecho a la vida".

Por todo ello "hacemos un llamamiento a los ciudadanos a ejercer su derecho a dar a conocer sus opiniones con respeto a nuestros representantes públicos y no dejar  ninguna duda sobre cuál es su posición sobre esta cuestión.

Del mismo modo piden a los representantes públicos "defender el derecho igual e inviolable que tienen a la vida todos los seres humanos, incluso si esto significa colocarse por encima de otras presiones y las lealtades de partido".

Finalmente invitan también a sacerdotes y personas para que siganrezando la oración de 'Elegir la vida' en la misa y en la casa, para que la dignidad y el valor de toda vida humana siga siendo defendido en este país.

El texto volverá a la Cámara Baja del Parlamento irlandés el próximo 11 de julio para que sea votado por sus miembros, según explicó Reilly, ministro de sanidad irlandés.

Actualmente en Irlanda el aborto es ilegal excepto cuando la vida de la madre está en riesgo.