Irlanda: un sondeo muestra un fuerte aumento de la práctica religiosa

Dos tercios de la población va a la iglesia al menos una vez al mes

| 1703 hits

ROMA, martes, 3 noviembre 2009 (ZENIT.org).- Dos tercios de los irlandeses van a la iglesia al menos una vez al mes, revela un sondeo llevado a cabo por RedC por encargo The Iona Institute, una organización no gubernamental dedicada al fortalecimiento de la sociedad civil mediante el apoyo a la religión y el matrimonio.

Este porcentaje muestra un notable aumento respecto al año anterior, cuando otro sondeo, llevado a cabo por ESRI, evidenció una práctica religiosa del 54%.

Según la investigación más reciente, la frecuencia de ida a la iglesia a nivel semanal ha aumentado del 42% al 46% en un año, mientras que la de quienes van al menos una vez al mes es del 19%, llegando a un total del 65%. Sólo el 1% de los entrevistados no va nunca a la iglesia, mientras que otro 10% no ha ido en el último año.

El sondeo demuestra que la frecuencia de práctica religiosa es aún bastante alta entre los jóvenes, aunque es inferior a la media nacional. Casi un tercio de los chicos entre 18 y 24 años frecuenta la iglesia cada semana (31%), mientras que otro 22% va una vez o más al mes. Entre los mayores de 65 años, el porcentaje de frecuencia semanal es en cambio del 70%.

La frecuencia es diferente también según la zona de Irlanda tomada en consideración: si en las zona rurales la semanal llega al 56%, en Dublín es del 38%.

Comentando los resultados, el director de The Iona Institute, David Quinn, afirmó que el sondeo “muestra que la frecuencia de ida a la iglesia ha aumentado desde cuando se inició la recesión, aunque nadie puede asegurar que esta sea la causa del fenómeno. El aumento entre cuantos dicen ir a la iglesia una vez al mes es notable, y es significativo también el de quien la frecuenta semanalmente”.

“Obviamente –reconoció--, ningún líder da la bienvenida a la recesión porque pueda tener un efecto sobre la frecuencia de la práctica religiosa. De todos modos, tomados en sí, los resultados serán ampliamenta alabados por cuantos creen en la importancia de la religión”.

“También los resultados relativos a los jóvenes son dignos de nota –añadió--. Se piensa que poquísimos jóvenes frecuentan la misa u otros servicios religiosos, pero no es verdad”.

Los resultados de la investigación, añadió Quinn, son todavía más significativos dado que llegan tras la noticia de los abusos sufridos por muchos niños en las instituciones gestionadas por la Iglesia, pero el informe que los hizo públicos “parece no haber tenido efectos negativos sobre la práctica religiosa”.

La profesora Patricia Casey, psiquiatra en el Mater Hospital de Dublín, afirmó que “la recesión tiene el potencial de causar graves problemas mentales, y en este contexto la gente puede volverse hacia la religión y se beneficiará de los efectos de la frecuencia de práctica religiosa para combatir el estrés que deriva inevitablemente de las vicisitudes económicas”.

Casey ha escrito un texto titulado “Los beneficios psicosociales de la práctica religiosa”, publicado por The Iona Institute en abril pasado.

Para más información: www.ionainstitute.ie

[Traducido del italiano por Nieves San Martín]