Italia-Argentina en honor del papa Francisco

Amistoso de fútbol: ¿estrategia publicitaria o hipótesis real?

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Daniele Trenca | 1070 hits

Que el pontífice sea un apasionado del fútbol muchos lo han dicho. Es conocida su pasión por el club argentino de San Lorenzo de Almagro y los dirigentes del equipo le escribieron felicitándolo tras su elección al papado. Para tener idea de cuanto el deporte se transforme también un instrumento del papa Bergoglio para predicar a Cristo, basta leer la carta de respuesta a los 'hinchas' del equipo. (Leer la carta del papa Francisco al club aquí)

Precisamente por este motivo poco después de su elección como papa, llegaron numerosas propuestas que se han sucedido al eje Roma-Buenos Aires y desde hace algunas semanas parece que se está concretizando la hipótesis de jugar el amistoso entre Italia y Argentina el próximo 14 de agosto en Roma (obviamente), en honor del papa Francisco. Sería en el Estadio Olímpico que acogería este gran evento del deporte, que enfrentaría a los azzurri de Balotelli con los albiceleste de Messi. 

Para dar pie a la hipótesis, que vería a los 11 de Pradelli jugar contra la selección de Sabella, se indica la cancelación del amistosos entre Argentina y Rusia, en programa para la vigilia del 14 de agosto. La FIFA de hecho ha fijado para ese día la recuperación entre Irlanda del Norte y Rusia, aplazada el pasado marzo por nieve y válida para los mundiales 2014.

Los sudamericanos tienen así vía libre para poder organizar mejor el encuentro en el Estadio Olímpico. Una buena inyección de confianza sobre la iniciativa llega también de las palabras del presidente de la Federcalcio Giancarlo Abete: "El partido está tomando un recorrido tendencialmente positivo. Hay posibilidades fundadas de que se desarrolle" dijo.

Han dado rienda suelta los medios de comunicación argentinos, que han llegado a hipotizar que sea el mismo pontífice a dar la patada de inicio al juego. "Un evento importante sea por la fuerza del adversario - ha continuado Abete - que por el contexto en el que el partido se jugaría".

Hasta el momento no hay ningún comunicado oficial del Vaticano, y en sus ambientes se define "fantasiosa" la hipótesis de la patada de inicio por parte del papa Bergoglio. Sin embargo desde la Sala de Prensa de la Santa Sede hacen saber que la agenda del pontífice está "llena de compromisos de aquí a agosto", pero antes de hacer llegar una invitación oficial al santo padre, las dos federaciones intentan asegurarse que celebrar el amistoso es factible.

Tratándose de un evento protocolario, más que de un partido de fútbol, no se excluye la posibilidad de invitar a personalidades del mundo del deporte que hayan representado la historia deportiva de ambos países: los nombres que circulan son los de Gabriel Omar Batistuta y Diego Armando Maradona.

La única certeza es que si el partido tiene lugar, todos los ingresos serán donados en beneficencia. No queda más que esperar en los próximos meses a un evento que ya está haciendo soñar a los apasionados del fútbol de todo el mundo.