Italia: cumbre de Renovación Carismática sobre nueva evangelización

En la ciudad de Rímini 4500 responsables se reúnen del 31 de octubre al 3 de noviembre

Rimini, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 924 hits

Los animadores de los grupos de la Renovación Carismática Católica en Italia se encuentran en Rímini para celebrar la XXXVIII Congreso Nacional de Responsables.

El encuentro sobre el tema "Que todos sean una sola cosa para que el mundo crea. Comunión y Nueva Evangelización de la RCC" inició ayer 31 de octubre y durará hasta el 3 de noviembre. A esta ciudad de la costa adriática italiana han acudido 4500 animadores y responsables de todas las regiones de Italia para reflexionar juntos sobre el tema de la 'comunión' entendida como compartir vital y de experiencia del camino, perseverancia en el servicio a cada hombre, amistad especial con los que sufren y están lejos. El siguiente paso del Congreso, tras una verificación de la unidad de comunión del camino del movimiento, será precisamente una llamada a la 'nueva evangelización'.

En la homiía del sábado, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana y arzobispo de Perugia, Gualtiero Bassetti, les dijo: "Vosotros, queridos amigos de la Renovación, debéis ser los discípulos de hoy; la vanguardia profética de la nueva evangelización". Añadió que "la Iglesia y los obispos italianos confían en vosotros y contempla admirada la obra del Espíritu sobre muchos de vosotros que, abandonando las cosas de este mundo, se sienten llamados a una gran misión: el anuncio del amor y de la misericordia de Dios a un mundo desgarrado por egoísmos y violencias, de abusos y desprecio". Y concluyó: "Sed siempre auténticos testimonios del amor de Dios y que el Espíritu lleva a cabo la obra que ha iniciado en vosotros". 

El intenso trabajo de estos días, comenzó con una charla de introducción del consejero espiritual nacional, Guido Pietrogrande, sobre el tema 'si permanecéis en mi palabra, seréis verdaderos discípulos'. Destacó que "nuestra oración ha comenzado con el carisma de la acogida y terminará cuando volvamos a nuestros grupos. Es un espacio que el Señor nos ofrece para que pueda ser acogida la visión de Dios sobre nuestro Movimiento". Asimismo explicó que "permanecer es una palabra más fuerte que quedarse porque dejar entender más una condición de estabilidad. La Palabra debe encontrar hogar en nosotros, tener residencia estable y guiar nuestra vida".

La celebración eucarística del jueves 31, fue presidida por monseñor Francesco Lambiasi, obispo de Rímini. Durante la homilía habló sobre las ocho bienaventuranzas "ocho balcones floridos que se dan en un círculo, en un solo 'jardín': el espléndido jardín del reino de Dios". De forma particular el obispo ha afirmado cuánto cada bienaventuranza sea "una fotografía de Jesús que deja la marca transpirar el 'carné de identidad del discípulo'". Pero entre las ochos, elige una en particular: la de la misericordia, como sugiere el papa Francisco: "Misericordia es la mensaje más fuerte del Señor".

Durante la jornada de hoy durante el encuentro programático, el presidente nacional Salvatore Martínez recordó que "servir quiere decir ir al encuentro del otros, salir afuera, darse, no dejarse engañar por el diablo que nos hace acomodarse sobre una visión optimista de nuestro egoísmo. Si no cuesta, no es servir".

Por la tarde la asamblea se ha divido en dos grupos de trabajo. Por un lado los miembros de los organismos de pastoral de servicio y los coordinadores con la directora nacional, Marcella Reni y Dino De Dominicis, miembro del Comité Nacional. Y por otro lado, los animadores nacionales y los delegados se han reunido con Carla Osella y Amabile Guzzo, miembros del Comité Nacional.