Italia: ocho de cada diez artistas rezan antes de actuar

Critican los modelos actuales de la televisión

| 912 hits

ROMA, 22 feb 2001 (ZENIT.org).- La Oficina para las Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal Italiana ha hecho públicos en su boletín de este mes los resultados de una encuesta sobre la vivencia de la fe, realizada, con motivo del Jubileo de los Artistas y del Mundo del Espectáculo, el último celebrado antes de concluir el Año Santo, entre personajes del mundo del espectáculo y de la televisión.



El 45% declara que «la fe y la religiosidad tienen un puesto de primera importancia en la propia vida», el 25% «considera la fe como un de los primeros valores de referencia» y solamente el 12% «no coloca la religiosidad ente los propios elementos más destacados».

Otro dato interesante que arroja dicha entrevista, realizada por Sat2000, el canal temático de televisión de los católicos italianos, es que el 40% de los encuestados se declara «fervoroso creyente», el 30% más bien «tibio y no practicante», mientras que el 18% «no se reconoce de hecho como católico» y el 12% «no sabe o no contesta».

Los protagonistas del mundo del espectáculo fueron, además bastante autocríticos con los modelos actuales de las televisiones generalistas. De hecho, el 53% de los entrevistados consideraban que no tienen suficientemente en cuenta los valores de lo humano, «la auténtica libertad del individuo y el sentido de la justicia». Más del 25% consideraban que la fe no debe quedar reducida a los espacios religiosos, sino que debe estar presente en los programas de más éxito.

Uno podría pensar que no es la sensación que dan los miembros del mundo de la farándula, a tenor de lo que se ve desde fuera. Sin embargo, ocho de cada diez confesaron que «nunca se olvida de rezar antes de subir al escenario o de salir en antena», y seis de cada diez «busca tener algún momento de diálogo con Dios a lo largo de la jornada de trabajo».

El grado de compromiso vital con la propia fe parece descender cuando se les pregunta si tratan de comunicarla con su trabajo, ya que a esto respondieron afirmativamente «sólo» el 55% de los entrevistados.