Italia: Un obispo amenaza con encadenarse para abrir una iglesia

El templo San Francisco de Venafro está cerrado desde hace 18 años

| 573 hits

ROMA, 12 julio 2002 (ZENIT.org).- Monseñor Andrea Gemma, obispo de Isernia-Venafro (Italia), amenaza con encadenarse a la puerta de la iglesia de San Francisco de Venafro para pedir su reapertura, tras 18 años de permanecer cerrada al culto.



El obispo envió este lunes el siguiente telegrama a las autoridades italianas: «En ausencia respuesta por parte de las autoridades competentes antes del miércoles , 17 de julio, pondré en acto mi protesta encadenándome a la puerta de la iglesia de San Francisco-Venafro - Stop. Gemma obispo».

El telegrama ha sido enviado al ministro de Bienes Culturales y Ambientales de Italia, al Presidente de la República, y otras autoridades regionales y provinciales.

La iglesia de San Francisco (del siglo XIV), situada en el barrio antiguo de Venafro, se encuentra en una de las zonas más pobladas de la ciudad. Está cerrada desde 1984, a causa de los daños sufridos durante un terremoto.

La restauración, iniciada con los fondos públicos destinados a los damnificados del terremoto, no ha sido concluida por falta de responsabilidad del Ministerio de Bienes Culturales italiano, como denuncia la diócesis de Isernia-Venafro en un comunicado.

Ahora, «el templo está en un estado de degradación total», añade.

La ausencia del templo es un problema particularmente grave para los fieles, en particular los ancianos.