Italia: Una nueva escuela formará dirigentes deportivos

Instituida por la conferencia episcopal

| 1586 hits

ROMA, jueves 18 de agosto de 2011 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal Italiana ha instituido una escuela de pensamiento para formar una nueva generación de directivos deportivos, anunció el presidente de la Fundación Juan Pablo II para el deporte, Edio Costantini.

La Oficina Nacional para la pastoral del tiempo libre, turismo y deporte de la Conferencia Episcopal Italiana, en colaboración con la Sección Iglesia y deporte de la Santa Sede y la Fundación Juan Pablo II para el deporte, han instituido la escuela.

La primera fase de la Escuela, Un deporte abierto a lo Absoluto, concluirá a finales de noviembre, explicó Costantini.

“Un grupo de sesenta personas, entre los que se encuentran directivos, entrenadores, docentes universitarios, sacerdotes y estudiantes, provenientes de toda Italia y con un riguroso calendario de encuentros de estudio, se propone reescribir y promover un nuevo modelo educativo y de cultura deportiva para ponerlo a disposición del asociacionismo deportivo italiano”, añadió.

La escuela busca formar un nuevo tipo de directivos deportivos, entrenadores, educadores, árbitros y formadores.

El objetivo de la nueva escuela “es formar ciudadanos y deportistas mejores que estén alejados de las tentaciones del dopping, del dinero y de la victoria a toda costa, deportistas que sean personas 'humanamente y espiritualmente maduras', como pidió el Papa Benedicto XVI, que sepan frenar, a través de estilos de vida positivos, la crónica cíclica de los escándalos en el deporte”, destacó.

En opinión de Costantini, “sólo un deporte que 'pone en el centro el bien último del atleta, su dignidad y la cuestión educativa', puede devolver la credibilidad a todo el sistema deportivo y al fútbol italiano”.

El presidente de la Fundación Juan Pablo II para el deporte comentó la sentencia de la Comisión Disciplinar Nacional de Italia emitida la semana pasada respecto al proceso deportivo sobre las apuestas en el fútbol de 18 sociedades y 26 con licencia.

La comparó a “una operación superficial de estética” y recordó que “la respuesta de la Iglesia y del asociacionismo deportivo católico debe ser de tipo cultural y educativo”.

La Fundación Juan Pablo II para el deporte nació hace poco más de tres años para educar en los valores de la persona transmitidos por el Evangelio a través del deporte.