Japón: Cáritas ofrece sobre todo apoyo psicológico a los afectados

Entre los fallecidos por el tsunami, un misionero canadiense

| 2087 hits

TOKIO, lunes 14 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- La Cáritas japonesa ha lanzado una campaña de donativos a nivel nacional, y está trabajando junto a las diócesis para apoyar a los afectados por el terremoto y el tsunami.

Lo explicó hoy Caritas Internationalis en un comunicado, en el que explica que esta institución “está en contacto con la diócesis de Sendai, una de las áreas más afectadas”, y que se está preparando para ayudar “a quienes no tienen acceso a los servicios públicos”.

Cáritas Japón “no pretende poner en marcha una operación a gran escala ante este desastre”, aclaró la organización, sino que “trabajará juntamente con las diócesis afectadas y otras organizaciones para ayudar a los marginados afectados por este desaste”.

Otro de sus objetivos es “concentrar los esfuerzos mayormente en la fase de rehabilitación, concentrándose en dar ayuda psicológica y moral” a los más afectados por la catástrofe.

Misionero canadiense

Por otro lado, la Sociedad para las Misiones Extranjeras ha confirmado la muerte en el terremoto de uno de sus miembros, un sacerdote canadiense que trabajaba en Japón desde hace cincuenta años.

Se trata del padre André Lachapelle, nacido en Quebec, que se encontraba en Sendai cuando tuvo lugar el terremoto. Al sobrevivir a esta tragedia, se apresuró a tomar el coche para regresar a su casa, que se encontraba a una media hora del lugar.

“Dejó Sendai y el Señor le vino a buscar mientras se dirigía a Shiogama”, afirmó el padre Gilles Dubé, secretario general de la Sociedad de las Misiones Extranjeras, en un comunicado.

“André deseaba sin duda unirse a sus parroquianos para acompañarles en este momento de prueba. Pero la ola se tomó precisamente media hora para golpear las costas después del terremoto. El tsunami le atrapó en el camino. Su cuerpo fue encontrado por la policía, que se puso en comunicación con la embajada de Canadá, en Tokio. Ésta es la que nos ha comunicado la noticia”, añade por su parte el padre Eloy Roy, misionero de esa misma familia religiosa en Japón.