«Jesús es el Señor», nuevo catecismo para niños de 6 a 10 años

Presentado por la Conferencia Episcopal Española

| 6060 hits

MADRID, domingo, 13 abril 2008 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal Española (CEE) presentó el pasado 7 de abril el catecismo para niños de 6 a 10 años titulado «Jesús es el Señor». El presidente de la Subcomisión de Catequesis, monseñor Javier Salinas, y el secretario general de la CEE, Juan Antonio Martínez Camino, presentaron este texto.

La nueva publicación renueva la versión que fue realizada en 1982 bajo el mismo nombre y del cual se vendieron 1.225.000 ejemplares.

Después de un tiempo en el que la búsqueda de «nuevos lenguajes» para hacer más eficaz la transmisión de la fe había producido un cierto abandono de los catecismos, se vio que «el anuncio de la fe es imposible sino está impregnado de la tradición de la Iglesia». Con estas palabras, el obispo de Tortosa y presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis, monseñor Javier Salinas, presentó el nuevo catecismo.

Monseñor Salinas dijo que de la misma manera que un niño aprende a hablar en un contexto familiar, también «la fe la recibimos en la Iglesia y no nos la inventamos» y presentó este catecismo como un nuevo instrumento para recuperar el «lenguaje común de la fe», porque una comunidad que no lo tenga, está condenada a no entenderse».

Monseñor Martínez Camino informó que la primera edición de «Jesús es el Señor», de 5.000 ejemplares, ya está agotada; y está en preparación una nueva edición de 95.000.

Los destinatarios de este catecismo son los niños que acuden a catequesis y tienen edad de participar por primera vez en el sacramento de la Eucaristía. Asimismo está dirigido a las familias, a los sacerdotes, a los catequistas y a los responsables de la pastoral educativa en su misión de transmitir la fe a los más pequeños.

En la carta que los obispos escriben a los niños para presentarles el catecismo dicen de él que «va dirigido a los hijos más pequeños de la Iglesia. Es más que un libro, es un tesoro, pues contiene la Buena Noticia que la Iglesia nos enseña: Dios nos ha entregado su amor por medio de su Único Hijo, Jesús, nacido de la Virgen María. Los Obispos os entregamos este catecismo. Guardad en vuestro corazón sus enseñanzas. Leedlo atentamente en familia y con vuestros catequistas».

Los obispos son los que entregan este catecismo que contiene, de forma íntegra y adaptada a sus destinatarios, la fe de la Iglesia, afirma el dossier de presentación. Este hecho convierte al catecismo, no en un libro de catequesis más entre otros, sino en la orientación fundamental y en el instrumento privilegiado para la catequesis de infancia.

«Jesús es el Señor», por ser instrumento privilegiado para la catequesis, es un catecismo de y para la Iniciación cristiana y atiende a la finalidad última de la catequesis: el encuentro con Jesucristo.

El catecismo no se puede considerar como radicalmente nuevo, sino un catecismo renovado a partir del anterior texto para estas mismas edades, publicado en 1982, y con el mismo nombre.

Los hitos que han guiado esta renovación han sido fundamentalmente: La promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica en 1992, que supuso un impulso para elaborar nuevos catecismos, por una parte, y revisar los existentes y las nuevas exigencias, dados los cambios sociales, culturales y religiosos, en el campo de la evangelización y de la catequesis.

Cabe destacar también, informa la Conferencia Episcopal, que «Jesús es el Señor»  forma parte del proyecto de renovación global de catecismos para la infancia y adolescencia, que es el siguiente: «Los primeros pasos en la fe. Despertar a la fe en la familia y en la parroquia» (2006). Texto para el despertar religioso de los niños;  «Jesús es el Señor» (2008). Para la iniciación sacramental; «Esta es nuestra fe» (próxima publicación). Para el crecimiento y primera síntesis de fe.

«Jesús es el Señor» consta de 44 temas, agrupados en 10 núcleos temáticos, que van recorriendo los artículos del Credo de forma ordenada.

El primer núcleo está orientado a hacer una presentación general de la Iglesia y de  los cristianos, contenidos en los que se profundizará de forma progresiva.

El segundo y el tercer núcleo se dedican al anuncio de Dios Padre: la Creación, el amor salvador de Dios y la Historia de la Salvación.

Les siguen los núcleos dedicados al anuncio de Jesucristo: sus obras y palabras; su vida desde el Nacimiento a la Resurrección.

Por último, los núcleos del 6 al 10, se centran en el Espíritu Santo y la Iglesia, los Sacramentos y la moral, para concluir con el anuncio de la Vida Eterna.

Por Nieves San Martín