JMJ Río 2013: la seguridad del papa es prioritaria

El comandante de la Gendarmería del Vaticano en Río precisó líneas de acción

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 642 hits

El comandante de la Gendarmería del Vaticano, Domenico Gianni consideró que la seguridad de papa Francisco y de la población durante los eventos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Río2013 es una prioridad.

Por ello acaba de realizar un viaje a Río de Janeiro desde donde afirmó: “Creo que no habrá ningún problema de seguridad ni con el Papa ni con las personas que allá estarán porque estamos estudiando todo en los mínimos detalles, con todas las particularidades”.

El papa Francisco con sus saludos a la multitud suele poner en dificultad a los gendarmes, que son la policía del Vaticano. Lo mismo sucede con los guardias suizos, que de civil también ayudan en la seguridad por la calle y a la policía de Estado de Italia, que en fuera del Vaticano, pero también en la plaza de San Pedro, le brinda protección.

La Gendarmería preferiría el papamóvil, vehículo blindado, y que la gente lo saludara desde lejos, puesto que la seguridad está muy unida a la prevención, pero Francisco ha elegido el jeep abierto y un contacto muy directo con el público.

Después de su primera misa en la iglesia de Santa Ana, en el Vaticano, Francisco salió a saludar a la gente, sorprendiendo a la escolta, que con un visible desconcierto no sabía qué hacer. En los videos de youtube se puede ver al comandante Gianni que, interrogado por los guardias, en un cierto momento se encoge de hombros.

El problema de la seguridad es difícil, baste recordar el atentado contra Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981.

O la Navidad de dos años atrás, cuando una italiana saltó las protecciones en el interior de la basílica de San Pedro con la intención de abrazar al papa. Fue Gianni que la detuvo arrojándosele encima, solamente que la italiana ya había logrado agarrarse de la túnica del papa, y se produjo una caída en cadena de los varios del integrantes del cortejo, incluido Benedicto XVI y el cardenal francés Roger Echegaray que se fracturó el fémur.

El comandante Gianni explicó, que el santo padre durante la JMJ de Río de Janeiro estará visible y próximo a la población en muchas ocasiones y no solamente cuando va en el vehículo. Porque el papa visitará también el Hospital San Francisco de Asís y la parroquia de Varginha, situada en la favela de Maguinhos por donde dará una vuelta.

"La visita a la parroquia de la favela será un momento muy importante para el Santo Padre, para encontrar con el mundo de la pobreza y del sufrimiento, porque él desea una Iglesia a servicio del pueblo, una Iglesia pobre a servicio del pobre”, dijo el número uno de la Gendarmería del Vaticano.

El comandante Gianni, en declaraciones publicadas por la web de la JMJ, destacó también la importancia de los voluntarios en la Jornada. "Me gustaría expresar un sentimiento de agradecimiento a los voluntarios, porque vi muchos jóvenes empeñados en la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud".

En consonancia con la Gendarmería del Vaticano se está montando un esquema táctico con la participación de componentes políticos, civiles y militares de la seguridad, además de una logística con técnicos. Durante la semana, los enviados de la Gendarmería del Vaticano tuvieron encuentros con autoridades del Gobierno Federal, de la región y de la municipalidad de Río de Janeiro, y también con miembros de la Iglesia, como el arzobispo de Río de Janeiro, don Orani Tempesta, presidente del Comité Organizador Local (COL).